domingo, 9 de octubre de 2011

Al menos 16 muertos en Balaceras de Miguel Alemán Tamaulipas

Miguel Alemán, Tamaulipas - Desde el día de ayer la situación en Miguel Alemán en Tamaulipas en tensa debido a operativos por parte del Ejercito y Marina que hasta este momento las autoridades locales han confirmado solo 11 muertos los cuales han sido levantados y desconocen de más víctimas.

Tan solo el día de hoy se ha informado de al menos 5 muertos en distintos hechos en la zona de Miguel Alemán mientras tanto la SEDENA ni la SEMAR han dado informes al respecto ya que la situación de riesgo parece continuar y no hay datos oficiales.

De la cantidad de detenidos o abatidos usuarios de las redes sociales han pedido extremar precauciones desde la Zona de Ciudad Mier hasta Miguel Alemán debido a que se han replicado balaceras por estos puntos aún no se sabe a qué cartel pertenezcan los muertos pero se sabe que esta región es controlada por el Cartel del Golfo.

Esto es lo que dijo el día de hoy el Secretario General del Gobierno la cual es la única información oficial hasta el momento que fue recibida a El Norte.

Cd. Victoria, México (9 octubre 2011).- El Secretario General de Gobierno, Morelos Jaime Canseco Gómez, dijo que en total fueron 11 los muertos que dejó ayer el enfrentamiento protagonizado entre grupos antagónicos de la delincuencia organizada y el Ejército en Miguel Alemán.

"Lo que hemos tenido como actuación, es la solicitud, vía atender el levantamiento de cadáveres, son 11 los cuerpos en los cuales el Ministerio Público en Miguel Alemán, ha solicitado la actuación de los servicios periciales y se llevan a cabo las necropsias".

Reiteró que se solicitó a la Procuraduría General de Justicia del Estado, (PGJE), a través de la dirección de Servicios Periciales realizar el levantamiento de cadáveres.

"Es una actuación ministerial que reportó la necesidad de practicar la necropsia a 11 cuerpos de personas que perdieron la vida, luego de haber efectuado una agresión, un ataque a integrantes de las fuerzas públicas".

Sin dar más detalles, indicó que el incidente se registró ayer en el Municipio de Miguel Alemán y que desconoce si hay detenidos en relación al enfrentamiento.

Ejecutan a 9 en Zacatecas; seis eran policías

Zacatecas — El procurador de Zacatecas, Arturo Nahle García, confirmó el hallazgo de nueve cadáveres en caminos rurales del municipio de Valparaíso; seis de ellos correspondían a policías municipales que fueron calcinados dentro de la patrulla en la que hacían sus patrullajes.

Mencionó que en la información preliminar que se tiene, es que la patrulla salió anoche con rumbo a la zona serrana que colinda con Jalisco y Durango para atender un permiso de un baile que se realizaba en la comunidad de las Amecas.

Sin embargo, hasta esta mañana se reportó el hallazgo de la patrulla calcinada en los caminos que conducen a las Ameca de arriba y la Ameca de abajo. Se presume que los policías que iban en el vehículo oficial fueron agredidos por hombres armados y probablemente se hizo explotar por medio de una granada.
En el recorrido a este lugar, el personal ministerial y de peritajes también encontraron los cuerpos de tres civiles que tenían el tiro de gracia, dos con domicilio en Acatita, Ameca de ese municipio, uno originario de la Lagunita, Durango.

El procurador zacatecano informó que se tienen algunos detalles, ya que los asistentes al baile informaron de la presencia de un grupo de camionetas en el lugar, por lo que se han desprendido algunas líneas de investigación y consideró que este hecho podría ser parte de la pugna que hay entre los cárteles que se disputan el territorio zacatecano colindante con Jalisco.

Jueces narcoterroristas

Desde 1945 Estados Unidos se arrogó el derecho de sentenciar quién vive y quién muere. Las reglas de juego las impuso a sangre y fuego. Los efectos de las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki siguen hasta nuestros días. Basta sólo con dar un paseo por todas las intervenciones, invasiones, bombardeos, es decir actos terroristas que ha padecido la humanidad entera por voluntad de Washington y sus aliados.

La Organización de Naciones Unidas -que sustituyó a la Liga de Naciones- cuya creación supuestamente tenía como objetivo evitar que crímenes como los cometidos durante la Segunda Guerra Mundial, que dejó por lo menos 100 millones de víctimas fatales (entre ellas 6 millones de judíos) se estrenó con la partición de Palestina, generando uno de los conflictos más largos y costosos para la humanidad. La ocupación del territorio árabe le sirvió además para instalar allí su base militar y política llamada Israel.

A pesar de todas las luchas y los muertos que ha causado el imperio en los pueblos árabes, la Casa del terror, esa que produce las sombras, no se sacia. El anuncio de practicarle una cirugía plástica al Medio Oriente para echar por tierra todo esfuerzo de unidad que pueda poner en peligro los intereses de Washington y sus socios, no se quedó en un cuento de hadas. Ese proyecto se está aplicando disciplinadamente.

La invasión criminal y terrorista contra Irak, pese a los costos para la economía estadounidense no puede ser considerada por nadie “una lección” para Washington. Por el contrario, su voracidad lo ha llevado a continuar su tarea criminal en Afganistán y en los días más recientes en Libia, con el apoyo de sus “pranes sionistas y europeos”.

Pero la operación develada por la Secretaria de Estado de George W. Bush, Condoleza Rice, ha cambiado de nombre muchas veces y los rostros que han pasado y pasarán por el bisturí del tío Sam son muchos. Nuestro Continente, desde tiempos de Bolívar es uno de los más codiciados.

La conciencia que ha despertado en Venezuela, al calor de un proceso cuyos antecedentes no podemos ocultar, como las luchas desde los años 60 hasta los 90, sin soslayar la resistencia indígena que las precedió, no es tolerada por ningún gobierno de Estados Unidos.

No puede ser bienvenida la Revolución que pone en riesgo los intereses de Washington, cuyo problema principal es garantizarse petróleo y agua, entre otros recursos, por los caules no está dispuesto a pagar, aunque apropiarse ellos involucre un alto costo para quienes los poseen. Entonces hay que echar mano a lo que sea para detenerla.

La computadora de Raúl

El bombardeo a Sucumbíos, Ecuador -del que sobrevivió supuestamente una computadora (la del comandante fariano Raúl Reyes) y la joven estudiante mexicana Lucía Morett, perseguida a muerte por ser testigo de una masacre aprobada por el presidente colombiano Álvaro Uribe y ordenada por el actual, Juan Manuel Santos- dio inicio a un film en el cual el tema central es el supuesto carácter narcoterrorista del gobierno de Hugo Chávez.

El 1° de marzo de 2008 fue el primer capítulo de esta historia de intriga cuyos guiones son escritos por el Departamento de Estado; se revisan en la Casa Blanca y son interpretados por un elenco nacional y extranjero.

Las acusaciones contra el ex alcalde de Caracas y directivo del PSUV, Freddy Bernal, el general Cliver Alcalá Cordones, Amílcar Figueroa, ex presidente alterno del Parlatino, vinculado con movimientos populares revolucionarios y el oficial de inteligencia Ramón Madriz dan cuenta de las intenciones que tiene la mafia imperial, que no son otras que desprestigiar al gobierno de Chávez y aplicar recetas parecidas a las usadas contra Panamá e Irak, entre otros casos menos recientes.

Acusar a funcionarios, líderes o representantes del pueblo de narcotraficantes es acusar al gobierno bolivariano y a su líder paralelamente. La estrategia es colocar como se hizo con Noriega y S. Husein a Chávez como enemigo público de la humanidad, para justificar ante la opinión pública internacional una intervención política o militar y un bloqueo previo a dichas operaciones.

Estados Unidos y sus aliados del mundo, entre ellos Israel, harán todo cuando puedan para evitar que las más importantes reservas de petróleo probadas del mundo, ubicadas en Venezuela estén en manos del soberano.

La fiera está hambrienta. Sabe que sus reservas están a punto de acabarse; no tiene ni siquiera agua para calmar su sed y por ello afila sus garras para atacar. Lo demás no importa.

El doble rasero del tío Sam

El argumento de Estados Unidos es el supuesto desinterés de Venezuela en el combate a las mafias del narcotráfico. Porque ni toma en cuenta ni reconoce todas las detenciones de capos y numerosos decomisos que han practicado, en estos años de revolución, los cuerpos de seguridad del estado venezolano.

Ciertamente como lo señaló el Canciller, Nicolás Maduro, no es precisamente Estados Unidos quien deba emitir juicios y poner en duda el esfuerzo de un país en el combate contra el narcotráfico: “Un país como ese no tiene moral para calificar a generales y a dirigentes políticos de la República Bolivariana de Venezuela. Nosotros lo repudiamos y creemos que las mafias narcotraficantes están allí, en una sociedad enferma como la de los Estados Unidos”, dijo el funcionario venezolano.

Quien juzga es el país reconocido por la propia Organización Mundial de la Salud como el mayor consumidor de drogas del mundo. Señala el informe reciente de esta organización que “Un total de 72 millones de estadounidenses, 34% de los mayores de 12 años, ha consumido drogas alguna vez; 41% de los jóvenes que asisten a las escuelas secundarias consumen drogas, así como el 47% de los preuniversitarios. El 62% de los estudiantes de secundaria asiste a centros donde se trafica en drogas…”

Entre las actividades que mueven la economía estadounidense, el tráfico de drogas juega un rol importante. Por lo menos unas 300 mil bandas operan en ese territorio, que además es el mayor productor de marihuana del planeta. Probablemente por ello, ha procedido a “controlar” el negocio del narcotráfico en Colombia.

El recetario de Estados Unidos no es muy nutrido por lo visto. La misma receta la preparan, añadiendo u omitiendo algún ingrediente. Pero ello no evita que la conspiración esté en marcha, desde hace varios años, contra el gobierno de Chávez. Y contra el pueblo que le sigue y lo sostiene en el poder por responder a sus expectativas de vida. Porque no es sólo una conspiración para sacar a Chávez del poder. Se trata de un plan para impedir que los recursos energéticos sean administrados por el pueblo; para impedir que la soberanía sea un principio por el cual cualquiera esté dispuesto a dar la vida. Es un proyecto contra los pobres del mundo que han decidido acabar con su miseria. Las élites del imperio narcoterrorista atacan. Esperemos que la respuesta que demos los pueblos estén a la altura del compromiso que reviste acabar con el enemigo. Parece que es hora de la unidad para vencer la barbarie.

Los “narcoterroristas” en México amenazan la seguridad de EE.UU. según Rick Perry

EFE/Archivo

Washington, 7 oct (EFE).- El precandidato presidencial republicano y gobernador de Texas, Rick Perry, afirmó hoy que “narcoterroristas” en México son un peligro “claro e inminente” para la seguridad de EE.UU., y pidió sopesar “todas las opciones” para responder a esa amenaza.

“No nos equivoquemos. Lo que estamos viendo al sur de la frontera no es nada menos que una guerra que libran estos narcoterroristas. Están propagando la violencia a ciudades estadounidenses, le están vendiendo venenos (drogas) a nuestros niños”, dijo Perry.

“Frente a esta amenaza, no debemos descartar ninguna opción de la mesa, incluyendo operaciones de seguridad en cooperación con el Gobierno mexicano, como hicimos con Colombia hace unos años”, señaló el gobernador de Texas.

Perry hizo esas declaraciones en el marco de un discurso ante la llamada “cumbre de los votantes con valores” (“Values Voters Summit”), organizada por grupos conservadores para presionar por sus prioridades políticas en Washington.

Este año, la cumbre, a la que han sido invitados todos los candidatos republicanos en liza, está enfocada en la reducción del papel del Estado y de los gastos fiscales, la protección del país y la promoción de los valores familiares.

Perry dijo que no puede haber oportunidad y prosperidad “sin seguridad”, lo que supone el principal reto de los líderes en ambos partidos.

En ese sentido, Perry aseguró que Estados Unidos no hará concesiones en lo que se refiere a asuntos como la defensa y la seguridad tanto en el interior como en las fronteras del país.

Al enumerar algunos de sus logros como gobernador de un estado fronterizo durante más de una década, Perry dijo que ha promulgado presupuestos por más de 400 millones de dólares para operaciones de seguridad estatal en la frontera con México.

También ha bregado, dijo, con la “carnicería” que han causado los traficantes de drogas, armas y personas en la región, y conoce “de primera mano los fracasos” de la política de seguridad fronteriza del Gobierno del presidente Barack Obama.

“Sé que las respuestas a esos fracasos no es dar amnistía a quienes violan las leyes para venir a este país”, afirmó Perry, repitiendo su oposición a una reforma que legalice a la población indocumentada en EE.UU.

El pasado 1 de octubre, durante un acto proselitista en New Hampshire, Perry sugirió que si gana en 2012, frente al nivel de violencia en México, enviaría tropas estadounidenses a ese país para ayudar a combatir el crimen organizado.

Como gobernador de un estado fronterizo, Perry ha insistido en la presencia de la Guardia Nacional en la franja fronteriza como elemento disuasorio contra el narcotráfico y la inmigración ilegal, pero esa fue la primera vez que se pronunció a favor del envío de tropas de EE.UU. al territorio mexicano.

Estados Unidos ha apoyado a Colombia en su lucha contra el narcotráfico, la guerrilla y el crimen organizado a través del Plan Colombia, y mantiene asesores militares en ese país.

También apoya la lucha antinarcóticos en México, Centroamérica y el Caribe a través de la “Iniciativa Mérida”.

En el caso de México, la constitución prohíbe la operación de tropas o agentes extranjeros en su territorio, aunque sus agentes pueden viajar a EE.UU. para talleres de capacitación.

El lunes pasado, el embajador de México ante la Casa Blanca, Arturo Sarukhán, dejó en claro que la presencia de tropas estadounidenses en territorio mexicano “no está sobre la mesa” ni figura en los esquemas de cooperación de ambos países en la lucha antinarcóticos.

Perciben debilitado a cártel de Los Zetas en Veracruz

Veracruz.- El grupo criminal de Los Zetas está mermado, luego de la captura de cuatro de sus principales líderes y el desmantelamiento de unas 40 células de esa organización en la entidad en menos de cuatro meses, presumieron fuentes oficiales en este puerto.

Se indicó que la mayoría de Los Zetas están refugiados y no están operando, por lo que suponen una baja en secuestros, "levantones" y cobros por derecho de piso en Veracruz y Boca del Río, principalmente.

Las fuentes militares consideraron que además Los Zetas carecen de gente por lo que sus operaciones y finanzas están siendo mermadas.

No obstante, advirtieron un refuerzo de sicarios procedentes de Tabasco, Chiapas y Oaxaca.

La desarticulación de diversas células de ese grupo criminal, se informó, obedece principalmente a la detención de líderes y comandantes de Policías locales que apoyaban en la seguridad de los delincuentes.

De agosto a la fecha, tan solo la Marina ha asegurado al menos a 30 integrantes de diversas corporaciones locales, derivado de su acciones de inteligencia.

En julio, siete policías de Tuxpan fueron detenidos por la Armada, ya que se presume están involucrados en la muerte de un marino. Entre ellos figuraba un segundo comandante.

Un mes después, la detención en Veracruz de Francisco Bautista Carballo, "El Tiburón" y dos de sus cómplices, debilitó las acciones que Los Zetas venían realizando en el puerto y Boca del Río en materia de secuestro y cobro de piso.

Otra célula fue desmantelada el 14 de agosto, cuando la Marina detuvo a cinco integrantes del cártel involucrados en la muerte de cuatro marinos en represalia por los operativos de la Armada en el estado.

En septiembre, seis agentes de la Policía Intermunicipal de Veracruz-Boca del Río fueron detenidos por realizar homicidios y secuestros para Los Zetas.

Además, 74 integrantes de ese grupo criminal también fueron detenidos; entre ellos, Karim Muñoz Castillo, jefe de plaza de Tuxpan.

A finales de mes fue asegurado Ángel Manuel Mora , "Comandante Diablo", luego de un enfrentamiento en el fraccionamiento Las Brisas, en el puerto de Veracruz.

Mora fungía como presunto jefe de sicarios en el área conurbada de Veracruz- Boca del Río, además de ser presunto encargado de controlar la seguridad del citado grupo delictivo en la ruta Ciudad Mendoza-Veracruz.

El jueves, la Marina detuvo a 12 presuntos integrantes de la organización delictiva de Los Zetas, incluido el presunto nuevo jefe de plaza en Veracruz.

En los últimos días, las fuerzas federales han abatido a siete presuntos integrantes de Los Zetas que han agredido a convoyes militares.

En el puerto de Veracruz, los patrullajes del Ejército, la Marina y la Policía estatal son frecuentes.

Pero también de los "halcones", ironizó un militar.

¿Quien es Andrés Manuel López Obrador?


En 1988 empezó a circular un escrito del cual tengo copia, titulado: "Un asesino en Los Pinos" donde se hablaba de la forma en que Raúl Salinas de Gortari de 9 años, Carlitos su hermano de 2 y un amiguito también de 9, asesinaron con un rifle calibre 22 a la sirvienta de la familia Salinas...
Los periódicos están allí, las actas oficiales también...

Culpar del homicidio a un niño de 2 años para impedir su triunfo, fue obra del PRD y ha utilizado ese argumento por mucho tiempo...

Me pregunto ahora que la situación se revierte contra AMLO si dirán que es complot...

He aquí los hechos: Andrés Manuel López Obrador nació en Tepetitlán, Tabasco en 1 de Noviembre de 1953 y estudio la primaria en la Escuela "Marcos E. Becerra" continuando en la secundaria oficial de su pueblo el primer año de secundaria y allí se pierde el rastro de sus estudios aunque dice ser Licenciado en Ciencia Políticas por la UNAM, título que nadie ha visto y difícil de creer por su escaso y pobre vocabulario y desconocimiento total de las formas legales de gobierno.

Si efectivamente estudio allí, nadie lo sabe y valdría la pena averiguarlo a fondo. El 14 de Mayo de 1962 MATO CON UN REVOLVER CALIBRE 22 A SU HERMANO JOSE RAMON. Para evitar la cárcel la familia en pleno huye a Agua Dulce, Veracruz donde el rastro familiar se pierde hasta emerger en 1975 en el Instituto Nacional Indigenista de Tabasco donde trabajó gracias a su afiliación con el PRI, partido al que perteneció hasta 1993.

En 1988 pierde la nominación interna para la gobernatura y la gana ROBERTO MADRAZO. Entonces pública el libro "Víctima de un Fraude" Intenta de nuevo contender por la gobernatura en 1993 y vuelve a perder contra Salvador Neme y entonces se pasa al PRD y publica "Entre la historia y la esperanza".


En este segundo intento conoce a Nico, su actual chofer y subsecretario. Se convierte en presidente de ese partido y entrega la estafeta a Rosario Robles para contender por el gobierno del DF a pesar de no contar con la residencia mínima de 5 años exigida en la constitución local, controversia que ventilada por José Luís Luege Tamargo, Presidente del PAN capitalino lo hace mártir y popular en el 2000 catapultándolo al gobierno del DF en el cual su asesor principal es MANUEL CAMACHO SOLIS, ex- regente salinista y siempre bajo la sospecha de estar tras la muerte de Colosio, amigo inseparable de Carlos Salinas de Gortari con quien formo "Los toficos" (por el comercial de esos chiclosos que decía : ¡Uy que ricos!), grupo al que pertenecían también María de los Ángeles Moreno, José Francisco Ruiz Massieu y Emilio Lozoya Telman y que juraron ayudarse uno al otro para sucederse en la presidencia del país.

Su brazo derecho es MARCELO EBRARD quien fuese el Secretario de Gobierno capitalino con Camacho Solis, priista de toda la vida y al que apodan el Chucky, no sólo por su parecido con el muñeco diabólico sino porque dicen que tiene la cualidad de manejar a su amo.


Depuesto por el Presidente Fox en el caso de los linchados en Tláhuac ahora resucita en la Secretaría de Desarrollo Social y seguramente será el sucesor de AMLO si no sucede un milagro.


Estos personajes son los responsables directos de las campañas populistas de corte priista como los cupones de la leche y útiles escolares las pensiones a viejitos y madres solteras...

LAS CONTRADICCIONES: Andrés Manuel dice ser modesto, republicano, honrado y sin embargo: Viaja en un Tsuru pero a su chofer le paga sueldo de sub.-Secretario. Su hijo se transporta en una Grand Cherokee blindada.


Dice no tener guaruras pero lo cuidan 6 mujeres entrenadas llamadas "gacelas" que son en realidad policías aunque el las llama edecanes. Sus trajes son importados y carísimos.

Lleva una relación personal con Yedickol Polevsky Wurvitz aún vicepresidenta de Canacitra y que además de ser "Totalmente Palacio" esconde un oscuro secreto que la llevo a cambiar de nombre y apellido sin los trámites legales. Ella contiende por el PRD en el Estado de México.

Habla de honradez y EL CONTRATO PERSONALMENTE a Gustavo Ponce; es amigo personal de Carlos Imaz, esposo de Claudia Sheimbaum la Secretaria de Medio Ambiente y la figura más poderosa de su gabinete y Rene Bejarano era su Secretario Particular cuando se dio el incidente de los videos.

Los vales de leche y de útiles escolares sólo se cambian en Gigante donde instaló sus módulos Metropolitanos y se les permite cambiarlos por alcohol y cigarros.


Con los vales de útiles escolares provocó la quiebra del 80% de las papelerías de barrio afectadas por su medida populista y con los vales de leche de las panaderías de colonia que se defendían con la venta del lácteo.

Bejarano, Batres y Padierna, personajes centrales en la vida de AMLO fueron los papás intelectuales del fraude de la Leche Batty contaminada con caca que causo revuelo el sexenio pasado.

Ahora a Bejarano se le sigue juicio en Jalisco por lavado de dinero, ya tiene otro historial en Puebla por fraude en los años 80 y Padierna es una conocida invasora y tapadera de lideresas de ambulantes también buscada por lavado de dinero.

Como de la obra, sobra, se ha puesto a construir cosas inútiles como los horrorosos camellones de Reforma, las ciclo pistas que nadie usa, los pasos viales que provocan más nudos de tránsito y el nuevo engendro que es el metro bus y que dejará a Insurgentes con UN SOLO CARRIL UTIL.


Todas estas obras faraónicas están en forma de fideicomiso, no se licitan y nadie puede averiguar cómo o a quién se asignaron porque: El DF es la única entidad en la República que no acató el mandato federal de transparencia a la información. La sede que este organismo es un video centro viejo en la Ave. Cuauhtémoc donde no hay nada y no existe portal en línea para consultar las asignaciones de estas obras o de los vales, despensas, sueldos a funcionarios etc.

Los ancianos y madres solteras "asalariados" del DF vía pensiones deben acudir a todas las marchas y manifestaciones so pena de perder las canonjías...

El DF es la única entidad que no le paga directamente de su presupuesto a los maestros.

El DF es la única entidad que no acepta el Seguro Popular porque dice los servicios médicos deber ser gratuitos y sin embargo los PEORES hospitales del país son los que dependen del DF donde los baños son inmundos, no hay medicamentos y los médicos y enfermeras venden tacos en el pasillo para comprar mertiolate y vendas.

AMLO se dice víctima en el asunto del desafuero y ha violado OCHO AMPAROS FEDERALES porque aduce que el sólo obedece la ley y la Constitución si lo considera conveniente. Estos son los hechos, los datos duros.

López Obrador, el mesías tropical

por Enrique Krauze
Letras Libres nº 57, Junio 2006

Andrés Manuel López Obrador vivió también una dolorosa experiencia con la muerte. En su edición del 9 de julio de 1969, los periódicos Rumbo nuevo , Diario de Tabasco y Diario Presente consignaban la muerte de su hermano, José Ramón López Obrador. Los hechos habían ocurrido a las dieciséis horas del día anterior, en el interior del almacén de telas "Novedades Andrés", propiedad de la familia en Villahermosa. De la declaración que rindió Andrés Manuel López Obrador ante el agente del ministerio público (recogida parcialmente en la prensa), se desprendía que los dos hermanos habían tenido una discusión. Tomando un arma, José Ramón había querido convencer a su hermano de "espantar" a un empleado de una zapatería cercana. Andrés Manuel habría intentado disuadirlo, pero José Ramón lo tildaba de miedoso. De pronto, al darle la espalda a su hermano, Andrés Manuel escuchó un disparo. Trató de auxiliarlo y quiso llevarlo rápidamente con un médico, pero al poco tiempo José Ramón dejó de existir. Versiones distintas consignaban que a Andrés Manuel, accidentalmente, se le había escapado un tiro. La declaración ministerial desapareció de los archivos.
Cabe conjeturar que la muerte de su hermano no pudo menos que pesar profundamente en la vida de Andrés Manuel. Tal vez de allí proviene su conciencia de los peligros de la "pasión tropical", de esa "ruda franqueza", tempestuosa, desbordante, que sin embargo aflora en él saliéndose de cauce con mucha frecuencia. Y quizá también de allí provenga su actitud mesiánica. Él no había sido culpable de los hechos, pero tal vez pensaría que podía haberlos evitado. En un cuadro así parece difícil liberarse de la culpa. Y la culpa, a su vez, busca liberarse a través de una agresividad vehemente, tan temeraria como para tomar pozos petroleros. O mediante vastas mutaciones espirituales. López Obrador pudo haber encontrado su forma de expiación llenando su existencia con una misión redentora. Dedicaría la vida al servicio de los chontales, de los tabasqueños, de los mexicanos, del "pueblo". "Tabasco en sangre madura", había escrito Carlos Pellicer. Andrés Iduarte y Andrés Manuel López Obrador sabían con cuánta verdad.
PERSONALIDAD "MANÁ"
Ése es "el hombre de acción que a todas sus huestes trae redención". La visión actual de Garrido Canabal que desde el poder purificará y organizará a la sociedad, mostrándole el camino de la verdadera convivencia, liberándola de sus opresores. En sus ratos de ocio lee cuentos sobre Pancho Villa, y -dato curioso- recomienda la lectura de El poder y la gloria . Lo inquietante no es su ideología: la opinión liberal en México podría ver con plena naturalidad y con buenos ojos la llegada al poder de una izquierda democrática, responsable y moderna, como ocurrió en Brasil y Chile. Es cierto que su programa da la espalda a las ineludibles realidades del mundo globalizado e incluye planes extravagantes e irrealizables, pero contiene también ideas innovadoras, socialmente necesarias. Tampoco inquietan particularmente sus colaboradores, muchos de ellos capaces. Lo que preocupa de López Obrador es López Obrador. A mi juicio, no representa a la izquierda moderna, responsable y democrática, sino a la otra izquierda que ahora campea en América Latina, la izquierda radical y populista, pero con un elemento aún más perturbador: la tensión mesiánica. "No es un pragmático -comenta Gustavo Rosario Torres, perspicaz tabasqueño, psicólogo de tabasqueños-, el altiplano no lo atempera, le gana la ‘pasión tropical'." Pero no se trata de una simple pasión política, sino de una pasión nimbada por una misión providencial, un mesianismo político que no podrá dejar de ser esencialmente disruptivo, intolerante y autoritario.
En una entrevista de televisión, al preguntársele por su religión, contestó que era "católico, fundamentalmente cristiano, porque me apasiona la vida y la obra de Jesús; fue perseguido en su tiempo, espiado por los poderosos de su época, y lo crucificaron". López Obrador no era cristiano porque admirara la doctrina de amor de los Evangelios, porque creyera en el perdón, la misericordia, la "paz en la tierra a los hombres de buena voluntad". Él era "fundamentalmente cristiano" porque admiraba a Jesús en la justa medida en que la vida de Jesús se parecía a la suya propia: comprometida con los pobres hasta ser perseguido por los poderosos. La doble referencia a "su época" y "su tiempo" implicaba necesariamente la referencia tácita a nuestra época y a nuestro tiempo, donde otro rebelde, oriundo no de Belén sino de Tepetitán, había sido perseguido y espiado por los poderosos, y estuvo a punto de ser crucificado en el calvario del desafuero. No había sombra de cinismo en esta declaración: había candor, el candor de un líder mesiánico que, para serlo cabalmente, y para convocar la fe, tiene que ser el primero en creer en su propio llamado. No se cree Jesús, pero sí algo parecido.
Hay diversos escenarios para la mañana del 3 de julio, pero son tres los que, en mi opinión, tienen mayor posibilidad. El menos probable es la derrota de López Obrador por un margen amplio, digamos más de un siete por ciento: en ese caso, el tabasqueño esperaría una nueva oportunidad en el 2012. Si el margen fuera menor que un siete por ciento, López Obrador repetirá su experiencia en Tabasco: desconocerá los resultados, aducirá fraude, hablará de complot, fustigará a los ricos, redoblará sus apuestas, invocará la resistencia civil, llamará a movilizaciones en todo el país para convocar a nuevos comicios y hasta intentará formar un gobierno paralelo. Si Madrazo se suma a las protestas, la situación sería caótica: aunque, en teoría, ese endurecimiento le daría una posición más fuerte para negociar un pacto de gobernabilidad, las fuerzas desatadas en el proceso podrían resultar incontenibles. Si, por el contrario, el PRI optara por esa difícil convergencia, tendería a desacreditar la movilización del PRD, aunque no necesariamente a detenerla, porque para ello haría falta también negociar con López Obrador y el PRD. La tercera posibilidad -que es alta en este momento-, es el triunfo de López Obrador en las elecciones. En ese caso, la democracia en México también enfrentará una prueba histórica, aunque en otros términos.

“YO NO QUIERO SER MARTIR”

“YO NO QUIERO SER MARTIR”
Entrevista con Andrés Manuel López Obrador

Por Jorge Ramos Avalos

2 de Mayo del 2005

Ciudad de México. Andrés Manuel López Obrador tiene dos secretos. El primero lo ha convertido de acusado en acusador, movilizando recientemente a más de un millón de personas –según las cifras del Partido de la Revolución Democrática (PRD)- para protestar por su desafuero como jefe de gobierno de la ciudad de México. El segundo es un secreto, relativamente bien guardado por la familia López Obrador, pero que se ha filtrado y distorsionado en la internet, y que están utilizando sus enemigos para tratar de descalificarlo como candidato en las elecciones presidenciales del 2006.

Esta tarde hablaríamos de esos dos secretos.

“¿Quién no quiere que usted llegue a la presidencia? ¿Es el presidente Vicente Fox?” le pregunté. “Sí”, dijo, sin titubear, casi interrumpiéndome. “Yo considero que sí es el presidente; esto se fraguó, se tramó en Los Pinos…Es un complot, una confabulación con Salinas (de Gortari)”.

La posibilidad de que otro candidato presidencial en México fuera asesinado o sufriera un atentado es un tema que le incomoda y del que prefiere no pensar. Pero las preguntas eran obligadas:

-“Si alguien lo quiere destruir políticamente”, le planteé, “¿llegarán al punto de que estuvieran dispuestos a matarlo? ¿Tiene miedo que lo maten?”

-“No, no quiero pensar en eso”, dijo López Obrador, un viudo de 51 años de edad y padre de tres hijos. “Yo no soy un cobarde. Soy un ser humano, desde luego, y todos tenemos miedos. Pero no soy un cobarde, no quiero pensar en eso…yo espero que no lleguemos a eso.”

A pesar de que Andrés Manuel López Obrador va adelante en las encuestas con una intención de voto de casi el 40 por ciento, su situación jurídica está muy lejos de resolverse. Sin embargo, tras la renuncia del Procurador General que llevaba su caso, se abre el camino para una solución política con el gobierno del presidente Fox y para que continúe con su candidatura fuera de la cárcel.

El secreto de Andrés Manuel López Obrador es el leer mejor que nadie lo que quieren y sienten millones de mexicanos. Su popularidad se basa en la ingeniosa forma en que le ha revirado al gobierno las acusaciones en su contra, como un boomerang, ganándose el apoyo de los mexicanos más pobres y desilusionados, y poniendo contra la pared a los principales actores del sistema político. Para sus opositores es una mezcla de caudillo y Robin Hood a la mexicana; para sus amigos, en cambio, es un hombre honesto y entrón que no se va a dejar arrebatar las elecciones presidenciales, como le ocurrió al también perredista, Cuauhtémoc Cárdenas, con un fraude en 1988. El es, no hay duda, el protagonista de la política actual en México. No Fox. No el PRI.

El presidente Vicente Fox ha dicho que el desafuero de López Obrador era un ejemplo de cómo se aplicaba la legalidad en México. “No es cierto, no violé la ley, no hay ningún delito”, respondió con firmeza. “Mira, hay 16 mil hojas en el expediente y no hay una sola prueba en mi contra; yo no firmé un solo documento”.

Le recordé, sin embargo, que aún pesa sobre él la acusación de no haberle hecho caso a un juez que le ordenó, en varias ocasiones, detener la construcción de un camino de acceso a un hospital en una propiedad privada. Respondió de inmediato, sin hacer las largas pausas que caracterizan sus conferencias de prensa y que son motivo de burla en los programas cómicos de la televisión mexicana.

“Mira, te explico”, me dijo didáctico. “En el gobierno de la ciudad se reciben alrededor de 100 juicios diarios y este fue uno de ellos. Si yo me dedicara a atender estos 100 juicios sencillamente no haría otra cosa, no gobernaría...Yo no firmo nada que tenga que ver con estos asuntos.”

“Entonces”, insistí, “¿usted está convencido de que es absolutamente inocente?” “Totalmente: esto lo fabricaron y el propósito es hacerme a un lado con miras a las elecciones del 2006.”

Los adversarios de López Obrador aseguran que sus tácticas de confrontación con el gobierno y con la vieja guardia política han distraído la atención de los mexicanos respecto a los casos de corrupción de dos de sus más cercanos colaboradores: Gustavo Ponce, su secretario de Finanzas, que fue filmado mientras apostaba en un casino de Las Vegas mucho más dinero del que ganaba y René Bejarano, coordinador de su partido, quien apareció en un video recibiendo una maleta con dinero y metiéndose fajos de billetes en los bolsillos. Si López Obrador no sabía, podía ser acusado por negligencia; y si sabía, lo enlodarían por complicidad. ¿Cuál es su explicación?

“No sabía, en los dos casos”, me dijo sin titubear. “Ya lo he explicado muchas veces...No sabía. Yo no establezco relaciones de complicidad con nadie.”

“Estos videos”, le dije, “obviamente afectan su imagen de austeridad.” “Pues no la afecta”, desafió. “No la afecta por que fue como pasar una prueba de ácido; ellos calcularon de que con este escándalo me iban a destruir y afortunadamente la gente me dio su confianza.”

-“¿Usted lleva una vida muy austera?”

-“Yo vivo de manera austera, yo no ambiciono el dinero más allá de lo que necesito para vivir, para mantener a mi familia”

-“¿Cuánto dinero tiene usted?”

-“Bueno, dinero en efectivo debo tener ahora como 35 mil pesos (unos 3,500 dólares). Tengo el departamento donde vivo en la ciudad y una casa en Tabasco. Básicamente eso es lo que tengo.”

-“Se lo pregunto porque si usted llegara a la presidencia, muchos mexicanos quisieran estar seguros que al terminar la presidencia siguiera manteniendo exactamente las mismas propiedades. Es poco.”

-“Sí, mira, es poco. Pero además no ambiciono tener dinero, no es mi propósito en la vida; ni la ambición al dinero ni la ambición al poder por el poder. No voy a llegar a la presidencia dejando trozos de dignidad por el camino.”

Mientras hacía la investigación para esta entrevista, entré a la internet y busqué en el sitio Google.com el nombre del hermano menor del alcalde, José Ramón López Obrador. Y ahí, para mi sorpresa, encontré al menos 10 referencias a su muerte con una pistola. Y se lo comenté.

-“(En la internet) hay varios artículos que lo vinculan con la muerte de su hermano menor, José Ramón, con una pistola calibre 22. ¿Nos pudiera explicar que pasó un 14 de mayo?”

-“Pues este fue un accidente de mi hermano”, me dijo con absoluta seriedad. “Muy lamentable. Estábamos en una tienda que tenían mis padres, él estaba jugando con un arma y se disparó.” López Obrador me dijo que tenía catorce años, uno más que su hermano.

-“Eso lo debió haber marcado. ¿Usted estuvo ahí en el incidente?”

-“Estuvimos ahí. Nosotros lo vimos. Fue una cosa muy fuerte, algo lamentable, muy duro...Que bien que toco el tema de la internet. No es que sea mala la internet pero (los artículos que ahí aparecen sobre este incidente) no son confiables, no hay pruebas. Es algo muy lamentable, muy íntimo, muy de nosotros, muy de familia. Y no quiero hablar de eso; usted me lo pregunta y ahora lo estoy haciendo. Pero es lamentable de que se utilice eso. Pero son capaces de todo.”

Terminamos la entrevista explorando, no su proyecto de país, sino algo mucho más sencillo: su apodo.

-“El apodo del Peje ¿de donde viene?”

-“Mira, en las zonas bajas de México, en Tabasco, se da esta especie que se llama pejelagarto: es pescado y lagarto, o sea, tiene el cuerpo como pescado y la cabeza del lagarto...Y bueno, yo soy de Tabasco.”

-“¿Le molesta que le digan Peje?”

-“No me gusta. Pero tampoco me molesta. (Me lo dicen) mucho con afecto y cariño. (El apodo surgió cuando) don Julio Scherer, el director de (la revista) Proceso, dijo tras un debate de los candidatos a la jefatura del gobierno (de la ciudad de México en el año 2000): ‘yo creo que va a ganar el Peje’. Y ahí se quedó.”


El detestado y detestable PRI

Juan Ignacio Zavala

Parece una película de horror: como si fueran zombis, llegan por todos lados hombres cuyas carreras de éxito fueron 30 años atrás. O personajes que se hicieron los desaparecidos por la pésima fama pública que tenían están de vuelta.


De lo dicho por Mario Vargas Llosa, cada quien toma lo que quiere. “El detestado y detestable PRI”, dijo el Nobel peruano. Lo dijo en España mientras aquí en México los priistas organizaron uno de sus eventos políticos que no han podido adaptar al siglo XXI. Y es que no ha cambiado ese partido en nada porque siente que su única manera de vivir es como antes.


Vemos en los últimos meses actos, hechos, dichos que los priistas pretenden instaurar nuevamente, como parte de la vida pública nacional. El “detestado y detestable PRI” está muy emocionado y como no pudo regenerarse en estos diez años, pues recurrió a todos sus secuaces.


Parece una película de horror: como si fueran zombis. Llegan por todos lados hombres cuyas carreras de éxito fueron 30 años atrás. O personajes que se hicieron los desaparecidos por la pésima fama pública que tenían ahora están de vuelta. A todos ellos les dan un cargo en algún órgano del partido.


En este regreso al pasado están presentes la CNOP, el Frente Juvenil Revolucionario, la CNC, la CTM. Palabras como “sector”, “tiempos de la sucesión”, “unidad”, “expresiones de apoyo”, “consejo político”, “actos masivos”, las veremos constantemente en los medios de comunicación.


Sus modos y maneras: que ya se reunieron en un restaurante para que les tomen una foto, que ya se dieron un abrazo, que ya buscan estar cerca de los señalados, que ya salen con sus frases de caciques y su falsa amabilidad.


Y también están de regreso el cinismo y la demagogia como definición política. Es increíble que tengan a un líder como el señor Moreira, que gobernó de manera tan irresponsable el estado de Coahuila, lo endeudó, lo hipotecó, pero además engañó y defraudó.


¿Y qué es lo que hace el PRI? Lo defiende, lo apoya, gritan a los cuatro vientos que hay una campaña negra, que todo es guerra sucia. Para ellos denunciar delitos cometidos por uno de sus militantes es un asunto electoral.


El día de ayer aprobaron el método de selección de su candidato a la Presidencia. Armaron un evento para sacar un par de fotos. Previamente se repartieron un comité a modo para que gane el señor Peña. Decidieron que el candidato sea electo por militantes y por simpatizantes.


¿Y cómo saben quiénes son militantes? ¿Tienen un padrón? No, nunca lo han tenido, así que probablemente veremos en los próximos meses alguna suerte de afiliación masiva para que puedan tener uno de aquí a febrero.


En fin que están de vuelta, aunque lo cierto es que nunca se fueron, con todos sus trucos y mañas. Con sus personajes impresentables, con sus trampas y sus fraudes, su inclinación por el robo, sus conceptos trasnochados, sus maneras viejas, sus formas rancias y su cara falsa.


El mismo de siempre: el detestado y detestable PRI.

Ex peligro para México

Luis Petersen Farah

López Obrador aprovechó para insistir que su manejo de la economía no sería ideológico, sino que privilegiaría el juicio práctico, y que continúa en su postura de que el candidato de la izquierda debe ser el que salga adelante en las encuestas... Ah, y que él no es Chávez.


Fue en Monterrey, por increíble que parezca. Andrés Manuel López Obrador tuvo esta semana una audiencia inusual en su reunión con la iniciativa privada y con líderes de opinión. Cerca de mil quinientos asistentes.


Algunos empresarios de mucho peso en la economía, otros con un liderazgo reconocido y otros que claramente habían apoyado a otras fuerzas políticas, ahora hicieron el caldo gordo al mismísimo Peje, en una ciudad donde El Legítimo desató hace unos años verdaderas pasiones en su contra y donde no fueron pocas las empresas que alertaron a sus empleados a no votar por él.


A partir del miércoles, para la iniciativa privada regiomontana el Peligro para México lleva un prefijo ex. El empresario que más apoyo financiero otorgó a Fox fue Alfonso Romo. Uno de los industriales panistas más beligerantes ha sido Fernando Canales. Ahí estaban. Y Santos, Clariond, Gutiérrez Muguerza y Fernández Garza. Y Turner, que desde la plataforma de Morena ha sido promotor de estos encuentros. Además asistieron varios representantes de organismos intermedios.


El punto no puede pasar desapercibido en una ciudad donde la izquierda ha sido tradicionalmente desarmada y donde la iniciativa privada ha ejercido un liderazgo firme y de línea inamovible. Una ciudad, también, donde estos liderazgos han flaqueado y perdido su capacidad de resolver necesidades básicas de la población.


López Obrador, por supuesto, aprovechó para insistir que su manejo de la economía no sería ideológico, sino que privilegiaría el juicio práctico, y que continúa en su postura de que el candidato de la izquierda debe ser el que salga adelante en las encuestas. Ah, y que él no es Chávez.


El mensaje del empresariado regiomontano no puede ser otro que la decepción frente a las opciones políticas existentes. En Monterrey se respira nostalgia por liderazgos fuertes para una zona del país donde alguien mandó al diablo las instituciones, no de manera verbal sino real, y donde las autoridades no han logrado recuperarlas.


¿Estamos ante un compló de la IP, esta vez a favor del Peje? Aunque es una ciudad donde pocos se mueven solos, sin duda hablamos de un número importante de empresarios grandes, medianos y pequeños de quienes lo menos que se puede decir es que buscan otras opciones.


En Nuevo León están dispuestos a dar lo que sea por resolver la crisis de inseguridad, están dispuestos a apoyar las propuestas que juzguen mejores aunque los temas partidistas e ideológicos pasen a segundo plano. La inseguridad desespera. Y en una de ésas, abre el coco. O hace perder la memoria.

El ABC de los narcos, según la embajada de EEUU

Antes de la era de los Zetas, el ex brazo armado del mexicano Cartel del Golfo desde 2010, la Embajada de Estados Unidos en Guatemala tenía una radiografía en detalle—aunque un poco desfasada—de cómo operaba el narcotráfico en Guatemala. Un cable diplomático filtrado por Wikileaks describe cómo operaban las estructuras del narcotráfico en 2005, según la Embajada, y revela algunas tendencias que se mantienen hasta la fecha.

Plaza Pública

El cable identificaba a cinco organizaciones del narcotráfico conocidas por los apellidos de sus líderes, en este orden: “León, Lorenzana, Mendoza, Zarceño, Paredes”.
El texto explica que “los líderes de cada una de estas organizaciones son guatemaltecos”, y los autores del cable admiten: “No tenemos información concreta sobre el tamaño de las organizaciones, pero creemos que son pequeñas, esencialmente son grupos manejados por familias”.

La información llega a la Embajada de EEUU usualmente por vías oficiales (policía, Ministerio Público, de Gobernación o Defensa), por vía extraoficial en voz de miembros de Inteligencia militar, asesores gubernamentales en reuniones informales, o informantes vinculados—directa o indirectamente—con las estructuras del narcotráfico. La escuchan agentes de la DEA (siglas en inglés para Agencia Federal Antidrogas), intentan corroborarla con otras fuentes, y la trasladan a diversos funcionarios, hasta que llega al escritorio del Embajador. En este caso, es el embajador John Hamilton quien firma el cable que pinta la radiografía del narco hace seis años.

El cable 05GUATEMALA1403 incluye información reveladora y datos que son vox populi. Tres ejemplos: (1) “Guatemala sí coopera con otros países en asuntos antinarcóticos”; (2) la cooperación involucra principalmente “acuerdos informales”, principalmente para permitir “la persecución inmediata de traficantes a lo largo de las fronteras nacionales”; (3) el intercambio de información de Inteligencia, por parte de Guatemala, es “mínimo”, pero “es de hacer notar que Guatemala ha permitido a las fuerzas aéreas de El Salvador y México realizar intercepciones (de droga) en territorio guatemalteco”.

El documento fue redactado durante la administración presidencial de Óscar Berger, y de su ministro de Gobernación, Carlos Vielmann, quien actualmente está en España acusado de dirigir un aparato alterno de inteligencia, y de perpetrar ejecuciones extrajudiciales, con su entonces asesor el venezolano Víctor Rivera (asesinado en abril de 2008) y la cúpula policial.

En esta acusación, también se involucra al director de la policía de la época Erwin Sperissen (actualmente en Suiza, donde es investigado por estos hechos); el director adjunto, Javier Figueroa (actualmente en Austria, donde es investigado por el mismo caso), y el jefe de la División de Investigación Criminal (DINC), Víctor Hugo Soto Diéguez (preso en Guatemala por estos y otras acusaciones). Estos funcionarios integraban la contraparte guatemalteca de quien EEUU esperaba apoyo.

La preocupación de los diplomáticos estadounidenses tenía causas concretas. Durante la administración Berger las incautaciones de cocaína, por ejemplo, se desplomaron—aún más que durante la administración de Alfonso Portillo. EEUU esperaba un cambio de dirección en la política antinarcótica en Guatemala. Y lo hubo, pero en dirección contraria a la anticipada.

En la era Portillo se incautó un promedio de 4,435 kilos de cocaína por año. En la de Berger, el promedio anual fue de 2,636 kilos. En ambos casos, las cifras eran fatales porque sólo eran entre el 2.2% y el 1.3% de la cantidad anual estimada que se traficaba en Guatemala: 200 mil kilos. (En comparación, de 2008 a junio 2011, la incautación anual promedio es de 3,154.6 kilos, un 1% de cuanto se estima es traficado por el país, que en 2011 se calcula en 300 mil kilos, según el Departamento de Estado de EEUU).

Quién era quién entre los narcos

El cable identificaba a cinco organizaciones del narcotráfico conocidas por los apellidos de sus líderes, en este orden: “León, Lorenzana, Mendoza, Zarceño, Paredes”. El texto explica que “los líderes de cada una de estas organizaciones son guatemaltecos”, y los autores del cable admiten: “No tenemos información concreta sobre el tamaño de las organizaciones, pero creemos que son pequeñas, esencialmente son grupos manejados por familias”.

La conclusión del cable, sobre la insignificancia de estos grupos, era una muestra de cautela—por la falta de información compartida—o de crasa ingenuidad. Mientras que los León operaban con un bajo perfil (saltarían a las primeras planas sólo después que los Zetas asesinaron a Juan José “Juancho” León en marzo de 2008), un investigador policíaco asegura que, en esa época, el poderío de los Lorenzana y los Mendoza ya era conocido.

Otros cables diplomáticos de 2006 y 2007, mencionaban que para entonces los Mendoza eran reconocidos como un grupo local fuerte; incluso mencionan al menos una reunión sostenida entre miembros de esa familia y Berger, a quien presuntamente habrían ofrecido seguridad pero él la rechazó. Uno de estos cables también menciona que el candidato presidencial Otto Pérez Molina se reunió con uno de los hermanos Mendoza, cuyo apoyo financiero se rehusó a aceptar.

El grupo de los Sarceño (que el cable identifica como “Zarceño”) ya era palabra mayor, aunque el cable no lo reconoce. Operaba en la costa sur al menos desde 1999 y desde 2000 lideraba el Cartel Luciano. En octubre de 2006, en aguas internacionales, agentes del servicio de guardacostas de EEUU abordaron una de las embarcaciones del grupo; encontraron droga y capturaron a dos tripulantes, a quienes enviaron a EEUU. Dos meses después, el líder de la estructura, Allende del Mar Sarceño Castillo, viajó a ese país sin saber que lo esperaba una orden de captura por narcotráfico. Fue capturado en Miami, Florida. En enero de 2007, las autoridades guatemaltecas allanaron la empresa Inmensa Mar, S.A., presuntamente utilizada por los Sarceño como fachada para traficar droga en lanchas tiburoneras, según autoridades estadounidenses.

Las operaciones del Cartel Luciano eventualmente fueron absorbidas por el grupo de Chamalé -Juan Ortiz López, capturado en marzo pasado-, cuya sede estaba San Marcos, y tenía dominio a lo largo de la frontera centro y suroccidental con México y conexiones al grupo mexicano de Sinaloa.

En una entrevista de marzo de 2007, Vielmann dijo que la “judicialización de Jorge Mario Paredes y captura de Sarceño—entre otros hechos—eran “resultados de esa lucha hecha con recursos propios”. Intentaba argumentar que no todo era producto de las acciones estadounidenses, aunque Guatemala se quejara de que no podía combatir al narco sin la ayuda de EEUU. Vielmann, por ejemplo, fue incapaz de lograr que la Policía capturara a Paredes y Sarceño en Guatemala.

Dos meses antes de la entrevista (y uno después de la captura de Sarceño en EEUU), el Ministerio Público y la Policía allanaron dos viviendas de Sarceño en Buena Vista, Iztapa, en Escuintla. En una de ellas encontraron a Eduardo Sarceño Gil, un familiar del sindicado, quien no fue detenido porque —y pese a la información disponible— no había una orden de captura en su contra en Guatemala. Información extraoficial da cuenta que los Sarceño tenían por lo menos un centenar de lanchas a su servicio en Buena Vista, y que seguían traficando droga en sociedad con otros grupos en el Puerto de San José, Escuintla.

La Embajada de EEUU ingenuamente consideraba a estos “grupos manejados por familias” como organizaciones pequeñas, de bajo perfil. Sin embargo, el transcurso de un par de años comprobaron que —aunque no eran del calibre de los grandes carteles colombianos o mexicanos— eran lo suficientemente fuertes para trasegar cientos de toneladas de droga y servir como puente entre los colombianos y mexicanos. También subestimaron un factor que el autor mexicano Tomás Borges destaca en su libro “Maquiavelo para Narcos”: las organizaciones de narcotráfico fundadas y administradas por familias son las más fuertes, porque el control es transferido de una generación a otra, sin pugnas internas como en grupos sin parentesco entre los líderes y que tienden a debilitarse por esta razón.

Otro ejemplo era lo que los estadounidenses llamaban la “Organización Paredes”. Aunque entre 2004 y 2005, la Embajada la menciona como uno de los grupos pequeños, para 2002, el guatemalteco Jorge Mario “El Gordo” Paredes Córdova (en sociedad con familiares y otros cómplices) había comenzado a traficar cocaína directamente hasta Nueva York. Este dato lo tenía la DEA y la Fiscalía de esa ciudad, que formalmente lo acusó en agosto de 2003. Esta acusación llevaría a la captura de Paredes en Honduras en mayo de 2008, y a su condena de 31 años de cárcel en 2010.

Traficantes colombianos y mexicanos

El cable exponía un hecho inamovible: que los traficantes de México y Colombia son más grandes y poderosos que las organizaciones de Guatemala. Agregaba que “los guatemaltecos están en una marcada desventaja en el trasiego de la cocaína porque sólo pueden adquirir la droga con los colombianos, y necesitan la cooperación de los mexicanos para mover la droga hacia el norte”. Una excepción era Paredes, quien según la DEA, monitoreaba el movimiento de su droga desde Guatemala.

De hecho, los guatemaltecos cumplían un papel importante en el negocio de la droga. Actuaban como una suerte de “controladores de tráfico” de las drogas transferidas desde los proveedores colombianos hacia los compradores mexicanos. “Un cargamento grande de cocaína puede ser retenido en Guatemala hasta que los colombianos reciben el pago de los mexicanos”, indica el cable.

La información de los diplomáticos estadounidenses revela que, al inicio del proceso el trasiego de drogas, se establecía quién o qué grupo era dueño de la cocaína con base en tres escenarios:

àEscenario A: Los traficantes colombianos envían su propio producto hacia el norte usando una organización de transporte de drogas con sede en Guatemala. En este esquema, el traficante colombiano simplemente paga por los servicios de un transportista guatemalteco (y, eventualmente, un transportista mexicano) para enviar su cocaína colombiana hacia EEUU.

“Este esquema involucra muchas alianzas y requiere confianza considerable entre el dueño de la cocaína y quienes fueron contratados para transportarla”, señala el cable. “Mientras más al norte puede un colombiano enviar la carga (por aire o mar), es menor el número de personas a quien debe pagar por transporte y protección del cargamento. Las alianzas entre los carteles colombianos y mexicanos son importantes, y los traficantes guatemaltecos han sido socios menores en este contexto”.

Los autores del cable razonan que “debido al incremento en la efectividad de las operaciones antinarcóticas en México, los traficantes colombianos cambiaron sus puntos de aterrizaje hacia el sur en territorio guatemalteco”. Además, revelan que, “desde Guatemala, cada gran cargamento (de múltiples toneladas) es dividido en pequeñas cantidades, para reducir el riesgo de pérdida debido a los decomisos en México”.

àEscenario B: Los traficantes guatemaltecos compran cocaína de los proveedores colombianos y envían su cocaína guatemalteca al norte, hacia los EEUU. Ocasionalmente, si el traficante guatemalteco tiene una buena reputación y es considerado lo suficientemente fuerte, los colombianos le entregarán la cocaína al guatemalteco y recibirán el pago después. Los colombianos les venden cocaína a los guatemaltecos a un precio mayor que el ofrecido en el mercado local en Colombia, pero que es considerablemente menor al precio en EEUU.

El expediente de Paredes en la Corte del Distrito Sur de Nueva York revela que, hasta 2003, la “Organización Paredes” recibía droga en la costa del Atlántico en Guatemala (comprada a los traficantes colombianos) y la trasladaba por tierra hacia México y EEUU, hasta llevarla a Nueva York. Cuando la fiscalía amplió la acusación contra Paredes en 2009, reveló que éste compraba droga colombiana que era transportada desde Panamá por vía marítima (en el Pacífico) hasta México, en embarques que incluían cargamentos de varios dueños—incluido Paredes.

àEscenario C: También estamos viendo grupos colombianos trasladándose y estableciéndose en Guatemala para hacer negocios en este país. Dado el incremento en la presión contra ellos en Colombia, para algunas organizaciones colombianas era más fácil administrar sus negocios en Guatemala, usando a los guatemaltecos como administradores de mando mediano y trabajadores para diversas tareas menores.

El “escenario C” parecía ser más una excepción que la regla entre 2004 y 2005. Según Bruce Bagley, catedrático de la Universidad de Miami, la derrota de las organizaciones colombianas (cartel de Cali y Medellín, a mediados de los años 90, y luego del Cartel del Norte del Valle entre 2007 y 2009), supuso una reingeniería del narco en Colombia, pero no como lo describe la embajada estadounidense.

En su artículo “Conflicto, drogas y paz”, Bagley explica que el cambio implicó que una parte de las estructuras paramilitares y de la guerrilla colombiana tomaron el control de la fabricación de la droga, y que el remanente de los grandes carteles se atomizó en pequeñas células operativas, que no tenían el poder de trasladar la droga por Centroamérica y mucho menos fijar los precios de traslado—como lo habían hecho los carteles de Cali, Medellín y Norte del Valle. Fue entonces, cuando esa decisión la tomaron los mexicanos una vez que comenzaron a extender sus operaciones en el istmo en la última década.

Lavado de dinero: los mecanismos

Los estadounidenses también habían establecido cómo los narcotraficantes lavaban el dinero mal habido, y cómo lo invertían. El cable explicaba que “en los últimos dos años [2004-2005], el sistema bancario guatemalteco ha mejorado la forma en que se monitorea a sí mismo (Guatemala fue removida de la lista negra del FATF a mediados de 2004), y ya no es un mecanismo principal para lavar dinero”.

La lista negra de la FATF (siglas en ingles para Fuerza de Tarea de Acción Financiera) incluía a países o territorios no cooperantes en la lucha mundial contra el lavado de dinero, o financiamiento a terroristas, pero quedó obsoleta desde 2009, desde cuando ningún país ha sido colocado oficialmente en la lista. Además, cuatro años antes, los estadounidenses habían descubierto que los narcos tenían otros métodos para manejar los millones de dólares estadounidenses que llegaban a sus manos.

(1) “Envían grandes cantidades de dólares de contrabando hacia Guatemala y usan casas de cambio ilegales para convertir el dinero a quetzales”, expone el cable. “Con los quetzales, compran tierras, propiedades, y bienes durables en Guatemala. Estos después son vendidos inmediatamente a compradores legítimos”.

Aunque el cable no cita el caso específico de Paredes, el suyo era un ejemplo clásico de esta modalidad. Los contactos de la “Organización Paredes”, según la DEA en Nueva York, enviaban hasta US$2 millones de dólares ocultos en vehículos hasta México, donde eran entregados directamente a la gente de Paredes. Cuando fue detenido en 2008, Paredes confesó a la DEA que uno de sus socios, Otoniel Turcios Marroquín (detenido en octubre pasado en Belice, y enviado a Nueva York por este caso) y que “Juancho” León le habían entregado “grandes cantidades de dólares” para comprar propiedades en Alta Verapaz y en Antigua Guatemala.

(2) “Usan el mercado negro para cambiar pesos (BMPE), para convertir dólares a pesos colombianos. En este escenario, el traficante guatemalteco le entrega dólares a un miembro del BMPE. Este mercado convierte el dinero a pesos colombianos, y paga al proveedor colombiano en nombre del traficante guatemalteco, y lleva los dólares de contrabando hacia Panamá, donde son usados para pagar gastos legítimos en la zona de libre comercio”.

Las pandillas y el narcotráfico

El cable explica que las pandillas sirven como vendedores al menudeo de drogas a la población local, y de distribuidores para la venta de cocaína que permanece en Guatemala, como pago por logística y seguridad (a otras estructuras). “Aunque no tenemos información definitiva sobre su cooperación con organizaciones traficantes, creemos que hasta el momento, la participación de las pandillas se reduce al comercio callejero y no se extiende al transporte, lavado de dinero, comunicación, y otras actividades de alto nivel”, revela el texto.

“Las pandillas, con sus llamativos tatuajes, vestimenta, lenguaje manual y su historial criminal, tienen un perfil demasiado alto para trabajar con los traficantes que prefieren pasar desapercibidos”, consignan los diplomáticos. “Por la misma razón, los pandilleros no son útiles como contrabandistas”.

Para febrero de 2011, esta apreciación era parcialmente cierta. Un investigador policíaco, que investiga casos vinculados a pandillas, sostuvo que los principales ingresos de estos grupos provienen del narcomenudeo y de las extorsiones.

El detective agregó que los miembros de la Mara Salvatrucha (MS), al contrario de su archienemiga Pandilla Barrio 18, estaban más vinculados con el crimen organizado, como el secuestro y el narcotráfico porque eran menos llamativos: con su vestimenta casual y sin tenían tatuajes visibles. El detective dijo que información extraoficial indica que algunos miembros de la MS brindan seguridad a cargamentos de droga del Cartel de Sinaloa, o fungen como cobradores persuasivos de deudores del cartel. Por aparte, Emilio Goubaud, de la Asociación de Prevención del Delito (Aprede), revela que “las pandillas comenzaron a desaparecer” porque están siendo “cooptadas” por el crimen organizado, no solamente el narcotráfico.

El epílogo del cable

En la cumbre de junio pasado del Sistema de Integración Centro Americana (SICA), el concepto más popular y mencionado fue “responsabilidad compartida”. Del lado de los centroamericanos quería decir que EEUU pusiera de su parte con mayor apoyo financiero y mayor control del consumo y trasiego en su propio territorio. Del lado estadounidense, quería decir que los centroamericanos también generaran recursos propios para la lucha antinarcótica, además de disminuir los índices de corrupción dentro de las fuerzas de seguridad para hacer más efectiva la lucha.

En otras palabras, EEUU espera que Guatemala asuma un papel más proactivo que el advertido en el cable enviado por Hamilton. En la cumbre del SICA, el ministro de Gobernación, Carlos Menocal, mostró anuencia apoyado en la frase “responsabilidad compartida”. Semanas después, en entrevistas con prensa, se atrincheraba tras la postura de que si en EEUU no hubiera demanda por drogas, Guatemala no estaría inmersa en el narcotráfico. Sin embargo, documentos como los cables filtrados por Wikileaks demuestran que la narco-industria es tan boyante por causas que también están en Guatemala..

Terror narco en México: decapitados en el D.F.

Dos cabezas humanas fueron encontradas junto con un mensaje de un grupo narco que se hace llamar “La Mano con Ojos”, cerca de la Secretaría de la Defensa Nacional. Las autoridades investigan una posible vinculación de este grupo con el capo Joaquín “El Chapo” Guzmán.
Imagen de Terror narco en México: decapitados en el D.F.
Las cabezas fueron encontradas en el oeste de la capital en una avenida conocida como Periférico - AFP

La policía localizó dos cabezas humanas en la ciudad de México junto con un mensaje presuntamente del narcotráfico, cerca de las instalaciones centrales de la Secretaría de la Defensa Nacional, informaron autoridades capitalinas.

El procurador capitalino Miguel Angel Mancera informó -en rueda de prensa- que los hechos se los atribuyó aparentemente el grupo de "La Mano con Ojos", una organización señalada de diversos asesinatos en el Estado de México, que bordea la capital, y considerado una escisión del cártel de los hermanos Beltrán Leyva.

El funcionario dijo que han iniciado una investigación coordinada con autoridades del Estado de México, donde se ha dicho que opera "La Mano con Ojos", cuyo presunto líder fue capturado en agosto.

Las cabezas fueron encontradas en el oeste de la capital en una avenida conocida como Periférico, muy cerca de las instalaciones centrales de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Mancera refirió que el mensaje encontrado decía "que es la plaza de 'La Mano con Ojos', tan amplia que llega a la zona metropolitana y que no está desaparecida. Fue como un mensaje de presencia".

“EL CHAPO” GUZMÁN

El procurador refirió que en el mensaje también se hacía referencia a una "nueva generación del Chapo Guzmán", aunque no refirió si las víctimas serían parte de ese grupo.

Nueva Generación es un grupo que las autoridades han vinculado con el Cártel de Sinaloa, encabezado presuntamente por Joaquín "El Chapo" Guzmán, uno de los hombres más buscados en México y Estados Unidos.

Entre diciembre de 2007 y enero de 2008 fueron encontradas -al menos- cuatro cabezas humanas en las inmediaciones del aeropuerto de la ciudad de México, aunque desde entonces no ha sido común ese tipo de acciones, como ha ocurrido en otros estados del oeste o el norte del país.

Entonces se informó que algunos de los asesinatos podrían estar vinculados con un decomiso -en diciembre de 2007- de media tonelada de cocaína en el aeropuerto de la capital mexicana.

ANTECEDENTES

En agosto pasado, la policía encontró el cuerpo de un hombre decapitado en una zona exclusiva de la capital, donde también se localizó un mensaje presuntamente firmado por "La Mano con Ojos". Esa vez no apareció la cabeza.

Autoridades del Estado de México capturaron en agosto a Oscar Osvaldo García Montoya, un ex infante de marina y considerado el fundador de "La Mano con Ojos".

El hombre, a quien la autoridad le ha atribuido más de 300 asesinatos, supuestamente trabajo en el cártel de los hermanos Beltrán Leyva y se desempeñó como escolta del estadounidense Edgar Valdez, alias "La Barbie", quien fue jefe de sicarios del grupo criminal. "La Barbie" fue arrestado en el 2010.

ZETAS ARRESTADOS


Por otro lado, Damián Canales, el jefe de la policía de Hidalgo, de donde es oriundo Heriberto Lazcano, el líder de los Zetas, dijo que cuatro presuntos miembros de la banda fueron capturados.

Canales indicó que uno de los sospechosos, Javier Rodríguez de 21 años, le dijo a los policías que había matado a 20 supuestos miembros del Cártel del Golfo, que está enfrascado en una feroz batalla contra los Zetas. Canales también informó que Rodríguez había formado parte del Ejército mexicano.

Las autoridades no dijeron cuándo se realizó la operación en la que efectuaron los arrestos.

¿Quién se beneficia con la guerra narco en México y Centroamérica?

por Maximiliano Sbarbi Osuna -

Senadores norteamericanos aseguraron que el aumento del consumo de drogas en Estados Unidos incrementa la violencia en América Latina. Además, califican de fracaso a la Iniciativa Mérida por la cual Washington envía fondos y agentes especializados a México para combatir al narcotráfico. Pero el dinero no fue malgastado, dado que hay sectores que se benefician de la sangrienta guerra narco. ¿Cuál fue el destino del millonario desembolso de dinero para luchar contra los cárteles de la droga?
Imagen de ¿Quién se beneficia con la guerra narco en México y Centroamérica?
No sólo el cártel mexicano de Los Zetas se ha expandido hacia América Central, sino que también lo han hecho los cárteles de Sinaloa y el del Golfo.

El informe de 54 paginas titulado “Respondiendo a la violencia en Centroamérica”, que fue presentado días atrás por los senadores norteamericanos Dianne Feinstein y Charles Grassley, revela que el consumo de drogas en Estados Unidos agrava la violencia en América Latina.

Por supuesto que esta conclusión no sorprende, como tampoco resulta extraña la queja del Senado estadounidense de que la lucha contra el tráfico de drogas no ha dado sus frutos y que el millonario desembolso de dinero hacia Latinoamérica se ha malgastado.

En realidad, ambas aseveraciones contienen puntos interesantes. En principio, el informe explica por qué la violencia es directamente proporcional a la cantidad de drogas ilegales consumidas en Estados Unidos y en segundo lugar los fondos de la Iniciativa Mérida no se han esfumado, sino que han sido aprovechados por empresas privadas.

LA RELACIÓN ENTRE EL CONSUMO Y LA VIOLENCIA


El informe de los senadores destaca que no sólo el cártel mexicano de Los Zetas se ha expandido hacia América Central, sino que también lo han hecho los cárteles de Sinaloa y el del Golfo.

Entre las principales razones se encuentran la nula efectividad de una persecución judicial porque las instituciones son muy débiles, además la aplicación de las leyes es deficiente y la geografía, propicia.

Los países más afectados, además de México, son Guatemala, Honduras y El Salvador, que superan la media de asesinatos en Centroamérica. El promedio de 18 muertos cada 100 mil personas registrado en 2010 es superado en Honduras porque la cifra fue de 77 asesinatos por cada 100 mil, en El Salvador fue de 66 y en Guatemala de 50.

El documento relaciona el aumento del consumo de drogas en Estados Unidos con el incremento de la violencia en América Latina, porque las organizaciones criminales extienden su poder e influencia a cada vez más sitios y además el flujo de armas que procede desde el norte contribuye a desestabilizar aun más a la región.

Asimismo, los senadores detallaron que en Estados Unidos fueron registrados 22.6 millones de consumidores mayores de 12 años en 2010, cifra que representa casi el 9% de la población norteamericana.

MODUS OPERANDI

Ante la aplicación del Plan Colombia en 1999, los narcos colombianos lograron extenderse a Centroamérica y México mucho antes que las bandas mexicanas, para evitar la persecución en Estados Unidos.

De acuerdo con el informe del Senado, en la actualidad los narcotraficantes mexicanos están organizados en células para disuadir a las autoridades sobre cómo trabaja la estructura de los cárteles por si alguno de sus miembros llega a ser detenido.

En Estados Unidos sucede lo mismo, las bandas narcos locales asociadas con las mexicanas utilizan la descentralización para que la persecución neutralice a una de las células y no la red completa.

Además, aunque el documento no lo mencione, Estados Unidos pretende evitar una guerra narco similar a la mexicana, por eso apoya la lucha en ese país, para que la sangre derramada no se extienda a su territorio.

También la poderosa Asociación Nacional del Rifle, promovida por los políticos más conservadores de Estados Unidos, permite la venta de armas, muchas de las cuales abastecen a las bandas delictivas mexicanas.

Por otro lado, de acuerdo con cables publicados por WikiLeaks, la Iniciativa Mérida facilita que mercenarios privados y agentes de inteligencia norteamericanos se establezcan en México con el aval de las autoridades mexicanas.

¿CUÁL FUE EL DESTINO DEL DINERO PARA LUCHAR CONTRA LOS NARCOS?

A pesar de las críticas, el gobierno de Barack Obama defiende la Iniciativa Mérida, por el cual Estados Unidos destinó 1.400 millones de dólares.

Es más, el presidente norteamericano nombró a Roberta Jacobson como subsecretaria de Estado para el hemisferio occidental, que fue una de las impulsoras de la Iniciativa Mérida desde su creación.

De acuerdo con un informe de la BBC, gran parte del dinero utilizado en la Iniciativa Mérida se destina a aportar tecnología de guerra y llega a manos de empresas de soldados y técnicos privados. Estos acuerdos con empresas incluyen la prestación de servicios como entrenamiento militar, mantenimiento de aviones de guerra, labores de inteligencia, vigilancia y tecnologías de la información.

El presidente del Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre la Utilización de Mercenarios, José Luis Gómez del Prado citado por la BBC aseguró que desde 2006 existen denuncias de que compañías privadas militares norteamericanas entrenaron en el estado de Guanajuato a policías federales mexicanos en prácticas de tortura.

Asimismo, un artículo publicado en junio por el diario The New York Times sugiere la misma tesis sobre los contratistas privados norteamericanos, que operan en México.

Por eso, Estados Unidos es consciente de que el aumento del consumo de drogas -dentro de su territorio- impulsa la violencia en América Latina y por eso gasta el dinero para que la sangrienta guerra contra el narcotráfico se realice solamente en México y ahora también en Centroamérica, mientras que las mafias de la droga norteamericanas no son combatidas con firmeza.

Además, la presión de los grupos de poder privados que lucran con el envío de mercenarios a otros países, tal como se hizo en Irak y Afganistán, es muy fuerte, como también lo es el rentable negocio de la venta de armas.

La guerra narco de Guatemala

A un mes de que el presidente de Guatemala, Álvaro Colom, anunciara su decisión de decretar el estado de sitio en varias regiones de su país, por el avance de los grupos de narcotraficantes, los encargados de la seguridad de su administración afirmaron que estas medidas están dando resultados positivos. Desde la declaración del estado de excepción, unos 500 policías y 300 soldados tomaron la cabecera departamental fronteriza con México y comenzaron a eliminar la amenaza narco en el país.

Imagen de La guerra narco de Guatemala
Una mujer espera un autobús cerca de un puesto de inspección militar - AP

Alta Verapaz, ubicada en el norte de Guatemala, es una región donde la presencia del Estado es mínima. En los últimos años, la construcción de una carretera en la franja que corre entre las fronteras de México y Honduras facilitó el tráfico de drogas. Por eso, el principal objetivo del estado de sitio decretado para esa región es frenar el avance de los "Zetas", uno de los grupos narco que operan allí, y que también tiene una fuerte presencia en México.

Desde que Guatemala se vio obligada a enfrentar con todos sus recursos a los grupos de narcotraficantes, además de la presencia de policías y soldados, se creó una comisaría modelo y un programa de apoyo al sector judicial mediante una donación de seis millones de dólares entregada por el gobierno estadounidense.

El secretario de comunicación social de la presidencia, Ronaldo Robles, afirmó que continúan evaluando si renovarán el decreto que tiene un mes de vigencia, aunque de no hacerlo, explicó, se mantendrá la presencia de militares y policías en la zona.

El ministro de gobernación, Carlos Menocal, indicó que el estado de sitio impuesto en Alta Verapaz para combatir al narcotráfico está arrojando resultados positivos. "Se han comenzado a cumplir los objetivos de recuperar la gobernabilidad y de desarticular las estructuras del crimen organizado”.

Menocal sostuvo que la presencia del ejército, sumado a la suspensión de las garantías constitucionales en el departamento de Alta Verapaz, ubicado a unos 100 kilómetros al norte de la capital, posibilitó la captura de 18 personas -entre ellas un mexicano-, el secuestro de más de 80 armas, aeronaves, automóviles, equipos de comunicaciones, y más de 40.000 dólares en efectivo.

Los narcos, particularmente del cártel de los "Zetas", tenían su base, su resguardo y su centro de operaciones en Alta Verapaz.

MÉXICO: EL HORROR NARCO EN TIJUANA Y ACAPULCO


La cabeza decapitada de un hombre fue encontrada colgando de un puente en la ciudad de Tijuana. De acuerdo a la policía, pertenecía a un hombre de entre 25 y 30 años, y cerca de allí se encontró un mensaje con amenazas.

Horas antes, una mujer de entre 30 y 35 años fue hallada muerta a balazos en otro vecindario de Tijuana, también con un mensaje amenazador. Las autoridades sostienen que la ola de violencia en esta ciudad se debe a las disputas entre grupos rivales y los hombres leales a Teodoro "El Teo" García Simental, presunto narcotraficante arrestado en enero del 2010.

Los enfrentamientos entre los grupos de narcotraficantes se dan en distintos puntos de México. Esta guerra está golpeando con fuerza una de las fuentes de ingresos más importantes del país, el turismo. Acapulco, un destino soñado para mexicanos y extranjeros, está cada vez más relacionado a la violencia.

La policía encontró en una avenida los cadáveres de cuatro hombres. Todos los cuerpos estaban con los ojos vendados y atados de pies y manos. De acuerdo a las primeras investigaciones, murieron como consecuencia de las heridas de bala y de arma blanca, al parecer machetes. Junto a los cadáveres había mensajes escritos a mano del tipo de los que dejan frecuentemente los narcotraficantes.

masacre de Zetas en Guatemala

Los Zetas contratan los servicios de Kaibiles Guatemaltecos

Los Zetas son los nuevos amos del narcotráfico en Guatemala

La incursión de los Zetas en el país ha afectado a los guatemaltecos, que han vivido la violencia del narcotráfico, y ha obligado al Ejecutivo a tomar una decisión determinante: enfrentarlos o no.

La llegada de los narcos mexicanos al país no es nueva; de hecho, Joaquín el Chapo Guzmán, jefe del cartel de Sinaloa, se pasea por territorio guatemalteco desde hace años, pero la incursión de los Zetas, sicarios del cartel del Golfo, ha tomado a todos por sorpresa, sobre todo a las mafias locales, poco acostumbradas a la confrontación.

Los Zetas ya no quieren ser subalternos de los grandes señores de la droga, quieren tener el control y beneficiarse lo más posible de las dádivas del narco, afirman analistas mexicanos. La única forma de conseguir su objetivo es controlar el transporte de la droga en el mayor número de países posibles, y han empezado por Guatemala.

Esa banda aprovechó la detención, el año recién pasado, de Otto Herrera, enlace guatemalteco con los carteles mexicanos, para tomar su lugar y establecerse como los nuevos amos de la ruta norte de la droga: Izabal, Petén, Alta Verapaz y Huehuetenango.

Pacto de no agresión

Los tradicionales carteles guatemaltecos —los Mendoza y los Lorenzana— no estaban acostumbrados a disputarse sus rutas de droga, de manera violenta, y menos a robar cargamentos, pues dos grupos podían repartirse las ganancias.

Pero la situación ha cambiado, y los capos guatemaltecos no saben cómo responder.

Las propias autoridades policiales reconocen que se han estado dando negociaciones entre mafias mexicanas y guatemaltecas, para establecer un posible pacto, pero que los guatemaltecos tendrán que acceder a perder parte de sus ganancias, con el riesgo de que los mexicanos solo estén buscando ganar un poco más de tiempo, para quedarse con el negocio completo y seguir su expansión al resto de Centroamérica.

En Honduras ya están los Zetas, según han publicado periódicos locales en ese país.

Relevo

Por tradición, colombianos han manejado prácticamente toda la estructura del narcotráfico, tanto producción como traslado y venta de la cocaína. En los últimos años, por las acciones tomadas por el Gobierno de Colombia, las cosas han cambiado, y cada vez más los carteles mexicanos han tomado una posición protagónica.

Los informes del Departamento de Estado Antinarcóticos de los EE. UU. establecen que los mexicanos son los nuevos amos y señores de la droga, y que Centroamérica es su nuevo campo de operaciones.

¿Cuáles serán las consecuencias de todo esto para la población guatemalteca?

Si bien el común de los guatemaltecos no tenía claro qué tanto le perjudicaba el tráfico de drogas, incluso algunos creían que les beneficiaba, porque los capos invertían en mejoras para sus pueblos, ya empiezan a entender que gran parte de la violencia descontrolada que afecta al país es responsabilidad de esos grupos.

Ejemplo de ello es la campaña publicitaria que durante las elecciones llamaba a la población a no votar por el narco.

Violencia desatada

Los Zetas están acostumbrados a ganarse su espacio, y por ello son los más sanguinarios, no respetan a ningún cartel ni funcionario ni activista social; quien se interpone en su camino es eliminado, pues la única forma como pueden mantener el control es por medio del miedo.

Los pobladores de Huehuetenango y Alta Verapaz se encuentran atemorizados por las continuas balaceras.

Esas mafias controlan los pueblos, ya que necesitan tener bajo su control las fincas que están en la frontera con México, para almacenar la droga, y a la vez tener puntos clave en la franja norte, para el aterrizaje de avionetas procedentes de Colombia.

A los Zetas se les atribuye la autoría de tres masacres ocurridas en menos de un año: la muerte del capo Juancho León y seis de sus subalternos, en marzo último; el asesinato de 15 nicaragüenses y un holandés dentro de un autobús en Zacapa, en noviembre recién pasado, y ahora la muerte de 16 personas en Huehuetenango.

En los tres casos han hecho alarde de violencia y de armamento, para dejar claro que ahora el territorio es suyo.

Mientras tanto, las autoridades guatemaltecas reflexionan sobre qué hacer con ese tema.

Operación Mouriño : Contacto entre Chapo y el gobierno federal.

http://4.bp.blogspot.com/_h7YwA6QVSEw/TPJcUcfno2I/AAAAAAAAJB4/RpqS5fV9rm8/s1600/693c5c00.jpg

Misión 2008: pactar con el narco
Anabel Hernández

En su libro Los señores del narco, la periodista Anabel Hernández hace una sorprendente revelación: a principios de 2008 la Presidencia de la República estableció contacto directo con Joaquín Guzmán Loera, en una operación instrumentada por Juan Camilo Mouriño, entonces el hombre más cercano a Felipe Calderón. La misión era pactar para poner paz entre los cárteles de la droga. Sin embargo, El Chapo aprovechó la oportunidad para dar a conocer los nombres de los cómplices de su fuga del penal de Puente Grande en 2001 y, sobre todo, para involucrar al propio Mouriño en la “venta” de plazas al narcotráfico. Con autorización de Grijalbo y de la autora, transcribimos fragmentos del volumen de casi 600 páginas, de inminente aparición.

Corrían los primeros meses de 2008 y el general X,1 disciplinado, perseverante y arriesgado como era, fue a los terrenos del más poderoso capo de México para hablar con él cara a cara. El Chapo Guzmán ya estaba preparado para recibir al mensajero de Los Pinos. El general X, de más de 65 años de edad, colaboraba con Juan Camilo Mouriño en la Presidencia de la República desde 2007, en una asesoría subrepticia como había sido prácticamente toda su tarea durante los 45 años que sirvió para el Ejército Mexicano en la Brigada Blanca, la Dirección Federal de Seguridad y la Coordinación de Seguridad Nacional. El jefe de la Oficina de la Presidencia –el hombre más cercano a Calderón– le había encargado una misión imposible: poner en paz a los cárteles de la droga. En enero de 2008, Juan Camilo fue nombrado secretario de Gobernación, pero su encomienda seguía vigente.

Si el general que sabía más por viejo que por diablo no podía lograrlo es que entonces nadie lo haría. El militar estuvo preso durante casi siete años acusado de presuntos vínculos con Amado Carrillo Fuentes, El Señor de los Cielos. Hubo muchos testimonios en su contra pero quedó el velo de la duda, como casi siempre ocurre en esos tortuosos procesos de la milicia. Le faltaban todavía otros siete años de cárcel pero en el primer año del gobierno de Felipe Calderón fue puesto en libertad. Su encarcelamiento fue un asunto político, dicen sus cercanos, y su liberación también.

Nueve meses después de haber salido de la cárcel, ante el azoro de sus compañeros, fue condecorado por el secretario de la Defensa Nacional, el general Guillermo Galván Galván, por su “patriotismo, lealtad y abnegación”. El gobierno federal tenía que hacerlo visible y creíble ante sus interlocutores: los narcos. El general X ha dicho que el secretario de la Defensa Nacional también tenía conocimiento de la encomienda encargada por Mouriño.

Nunca fue remilgoso en las tareas difíciles que le encomendaron, en muchas de ellas había tenido que entablar relación con los diferentes grupos del narcotráfico, por lo que en 2008, cuando comenzó a tocar a la puerta de los protagonistas de la guerra entre los narcos, la gran mayoría se la abrió, como ocurrió con El Chapo.

“La libertad no tiene precio”, le dijo Joaquín Guzmán Loera al militar en su encuentro. La declaración sonaba un poco cínica incluso viniendo de un cínico como El Chapo. La frase del capo obligó al general X a preguntarle cómo había logrado salir del penal de máxima seguridad de Puente Grande aquel 19 de enero de 2001. Guzmán Loera fue directo, lo habían comenzado a ayudar desde 1995, cuando lo trasladaron de la prisión de La Palma a Puente Grande, por órdenes de la Secretaría de Gobernación. Directamente de su “fuga” el capo responsabilizó a tres hombres, figuras de la política y seguridad pública en México.

Uno de ellos es el teniente coronel y ex gobernador de Quintana Roo, Joaquín Ernesto Hendricks Díaz. Dice El Chapo que él lo ayudó cuando trabajaba en la Secretaría de Gobernación. El único cargo que Hendricks tuvo en esa dependencia fue en el sexenio de Ernesto Zedillo como director de Ejecución de Sentencias en la Dirección General de Prevención y Readaptación (1996-1997), cuando Francisco Labastida era el titular de la dependencia.

En 1999 Hendricks Díaz se convirtió en el gobernador de uno de los estados con mayor desembarque de droga en México, y por ende, una de las principales bases de operaciones de la organización del Pacífico. Recibió el gobierno de manos de Mario Villanueva Madrid, El Chueco, extraditado en 2010 por sus presuntos vínculos con la organización de Amado Carrillo Fuentes, de la cual El Chapo fue integrante.

En febrero de 2001, a unos días de la “fuga” de Guzmán Loera y sin ninguna petición de explicación de por medio, el titular de la Unidad Especializada en Delincuencia Organizada (UEDO), José Trinidad Larrieta, afirmó que no estaba realizando ninguna investigación “respecto al presunto involucramiento del gobernador constitucional de Quintana Roo, Joaquín Hendricks Díaz, en el caso del narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán”. “Ningún funcionario de la UEDO –precisó– realiza investigaciones al respecto en esa entidad federativa, ni en otro estado de la República”.2 Es hasta la confesión de El Chapo cuando ese boletín de la PGR toma su justa dimensión en un país como México, donde generalmente lo que niega la autoridad es la realidad. Tras su salida de Puente Grande, Guzmán Loera estuvo escondido principalmente en Nayarit y Quintana Roo.

Seis años después, alejado del servicio público, Trinidad Larrieta fue uno de los abogados contratados por la primera dama Marta Sahagún antes de que terminara el mandato de su esposo, para proteger a sus hijos Manuel y José Alberto Bribiesca Sahagún, así como a su hermano Guillermo Sahagún,3 de todos sus oscuros enjuagues presuntamente relacionados con el narcotráfico, según investigaba la DEA.

El otro implicado en la fuga de El Chapo, que el propio narcotraficante le reveló al general X, fue el exprocurador General de la República, Rafael Macedo de la Concha, quien –junto con Jorge Tello Peón– estuvo al frente del operativo realizado después de la evasión de Guzmán Loera, y le dio órdenes a Genaro García Luna de investigar la salida del capo del penal de máxima seguridad.

A principios de 2005 Macedo de la Concha renunció a su cargo de procurador y fue enviado por el presidente Vicente Fox como agregado militar de la embajada de México en Roma, donde el general permaneció en el exilio durante el resto del sexenio. Al inicio de la administración de Felipe Calderón, Macedo regresó a México y fue instalado como magistrado del Tribunal de Justicia Militar, desde donde se conduce con un riguroso bajo perfil.

El tercer nombre de sus principales cómplices, según contó El Chapo, fue Jorge Enrique Tello Peón, entonces subsecretario de la SSP federal, quien incluso el mismo día de la fuga de Guzmán Loera visitó el penal de máxima seguridad como si hubiera ido para ultimar los detalles de la salida del capo. Durante los últimos dos años (2008-2010) este hombre, a quien el narcotraficante acusa sin aspavientos de haberlo liberado, ha sido asesor de cabecera del presidente Felipe Calderón en materia de seguridad pública. Tello Peón fue el mentor de Genaro García Luna en el Cisen, él mismo lo impulsó ante Juan Camilo Mouriño para que se convirtiera en el titular de la SSP del gobierno de Felipe Calderón. A pesar de todas las malas referencias y pruebas que el Ejército Mexicano le mostró a Mouriño sobre García Luna, éste ocupó el codiciado cargo.4

Enviado directamente por el presidente Calderón, Tello Peón trabajó con García Luna en la SSP federal como secretario ejecutivo del Sistema de Seguridad Nacional. En enero de 2010 se fue a la Secretaría Técnica del Consejo de Seguridad Nacional por supuestas diferencias con García Luna, quien ahora tenía más poder y quería demostrarle a su maestro que el alumno lo había superado. Tello Peón tampoco pudo sobrevivir en ese nuevo cargo y terminó únicamente como asesor del presidente Calderón.

No cabe duda de que El Chapo es un hombre perverso, vaya broma que le jugó al destino. El 9 de junio de 1993, el general Jorge Carrillo Olea, coordinador de lucha Contra el Narcotráfico, recibió al prisionero Joaquín Guzmán Loera en la cajuela de una pick up medio destartalada, donde se encontraba amarrado como un cerdo, en un paraje de la carretera que va hacia Cacahoatán, Chiapas. Ocho años después, el alter ego de Carrillo Olea, su hechura, su hijo putativo, Jorge Enrique Tello Peón, presuntamente fue quien lo puso en libertad.

Guzmán Loera le dijo al general X que todas las “plazas” de México, es decir, los estados donde opera el crimen organizado, “están vendidas”. Lo peor es que algunos funcionarios del gobierno federal y de algunos gobiernos locales las han vendido en más de una ocasión a diferentes grupos, provocando un caos dentro de las organizaciones criminales.

Cuando el emisario de Los Pinos se reunió con Guzmán Loera, el capo ya había comenzado una pelea frontal con los Beltrán Leyva, sus primos y exsocios. Quizá por eso El Chapo le reveló al general X, en tono de queja, que el propio Juan Camilo Mouriño y su entonces coordinador de asesores en la Segob les vendieron a los Beltrán Leyva la plaza del Estado de México en 10 millones de dólares, el pequeño detalle es que eso ocurrió después de que la operación en dicha entidad ya había sido comprometida con Guzmán Loera. Mouriño habría hecho la transacción persuadido por el expresidente municipal panista de Tlalnepantla y actual senador del Estado de México, Ulises Ramírez, a quien El Chapo describió como “un pillo”.“El senador debe de haberse quedado por lo menos con un millón”, pensó para sus adentros el general X.

Actualmente Ulises Ramírez aspira a ser candidato del PAN a la gubernatura del Estado de México en las elecciones de 2011.

Fuentes de información vinculadas con Mouriño confirmaron la versión, pero aseguraron que supuestamente el secretario de Gobernación ignoraba el acuerdo que Ulises Ramírez había hecho a su nombre.

Guzmán Loera le contó al enviado de la Presidencia que él y su clan acordaron con el gobierno federal que éste combatiera a sus antiguos socios, los Beltrán Leyva. El general X debió de sentirse muy desconcertado ante las afirmaciones que el capo le hacía cara a cara. Entendió, quizá tarde, que Mouriño lo había mandado a encontrar un arreglo a su propia falla, metiéndolo a él mismo en un callejón sin salida.

Por razones obvias, la reunión del general X con el narcotraficante fue breve, y por su propia seguridad el militar no ha contado el lugar donde se llevó a cabo. Cuando se despidieron, el enviado de Los Pinos tuvo una certeza: El Chapo hacía lo que se le venía en gana y no estaba dispuesto a perder su libertad por nada, costara lo que costara. ¿Y quién podía criticarlo? Él había hecho un negocio con alguien que le había puesto precio al país, lo único que el capo tuvo que hacer fue pagarlo, como es uso y costumbre desde hace décadas en México.

Desde el inicio de su gobierno, la estrategia de Calderón contra los capos fue diseñada para favorecer a El Chapo Guzmán y a sus principales socios: El Mayo Zambada, Ignacio Coronel Villarreal y Juan José Esparragoza Moreno.

Hay evidencia documental de que la guerra de Felipe Calderón ha sido dirigida no contra los “narcotraficantes” en general, sino contra los “narcotraficantes” que son enemigos de El Chapo o que representan un riesgo para su liderazgo en el jugoso negocio. Desde 2007, su gobierno tenía información precisa sobre los domicilios de los principales narcotraficantes de México y sus familiares. En algunos casos incluso números telefónicos y de radio, cuentas bancarias y otros datos valiosos para asestar golpes certeros. Así lo prueban las fichas de cada capo elaboradas por la SSP federal, con el apoyo del Cisen, cuyo titular es Guillermo Valdés Castellanos.11 Pero por los muy escasos resultados de esa “guerra contra el narcotráfico” pareciera que esos datos fueron empleados sólo para dar golpes de inútil propaganda política en los momentos de mayor cuestionamiento al gobierno federal.

La SSP planteó la estrategia contra el narcotráfico basada en unas “líneas de investigación” que definieron las prioridades en el combate a los capos durante el sexenio de Calderón. Esas prioridades fueron avaladas en reuniones en la Secretaría de Gobernación y la PGR. De acuerdo con la información de esas fichas, la SSP determinó como “prioridad estratégica 1” capturar al líder del cártel del Golfo, Ezequiel Cárdenas Guillén –hermano de Osiel Cárdenas Guillén–, y a Jorge Eduardo Costilla Sánchez, El Coss, su segundo al mando. Los únicos capos de La Federación con “prioridad estratégica 1”, señalados desde el inicio del sexenio, fueron: Alfredo Beltrán Leyva, El Mochomo, Marcos Arturo Beltrán Leyva, El Barbas, y Édgar Valdés Villarreal, La Barbie.

En cuestión de poder, de todos sus socios el que representaba más riesgos para El Chapo era Marcos Arturo Beltrán Leyva y su grupo. El Barbas estaba comenzando a tener demasiada fuerza por cuenta propia. A Guzmán Loera tampoco le gustaba que las lealtades de su primo fueran más cercanas a Vicente Carrillo Fuentes que a él.

El asesinato de Rodolfo Carrillo Fuentes, ordenado por El Mayo Zambada y consentido por El Chapo, fue una herida que nunca cicatrizó. La relación de los líderes del cártel de Sinaloa con El Viceroy pendía de alfileres, y les daba temor la estrecha relación que El Barbas tenía con él. Aunque los Beltrán Leyva todavía eran parte de La Federación en 2007, todo indica que desde principios del sexenio de Calderón ya se olía la traición, sólo era cuestión de tiempo.

En contraste, Joaquín Guzmán Loera, Ismael Zambada García, Ignacio Coronel Villarreal y Juan José Esparragoza Moreno estaban catalogados como “prioridad estratégica 2”, pese a que desde entonces ellos encabezaban a la organización de narcotráfico más poderosa del continente americano y con mayor presencia delictiva en Estados Unidos.

En un documento desclasificado del Comando Norte del Departamento de Defensa estadunidense, elaborado en 2009, se afirma categóricamente que entre los cárteles mexicanos, el de Sinaloa es el más peligroso.Y lo califican como “cártel de granujas” que son la fuente de violencia en las ciudades fronterizas. Con preocupación advirtieron que el cártel de Sinaloa controla el corredor del Pacífico, y no tiene oposición para asumir el control del corredor que pertenecía a la organización de los Arellano Félix.12

En consecuencia con la dudosa estrategia, la mayoría de los narcotraficantes detenidos por el gobierno federal son de bandos contrarios a la organización encabezada por Joaquín Guzmán Loera. Edgardo Buscaglia, uno de los principales críticos de la guerra fallida del gobierno de Calderón, tiene las cifras claras: el experto en seguridad señala que de las 53 mil 174 detenciones realizadas durante los últimos cuatro años, ligadas ya sea con asociación delictuosa o delincuencia organizada, sólo 941 corresponden al cártel de El Chapo Guzmán.

Por si fuera poco, de esas detenciones, la mayoría de los casos se cae, o sea que la situación es aún peor, afirma Buscaglia: “Cuando dicen que detuvieron al hijo o al abuelo de El Mayo Zambada, o a quien sea, yo pregunto qué se deriva de esa detención. ¿Una sentencia condenatoria? ¿Un mapeo patrimonial de El Chapo, El Mayo o El Azul Esparragoza?” los hechos avalan al incómodo asesor de la ONU. La protección del gobierno federal a Joaquín Guzmán Loera se palpa, se siente, y el mismo capo ha hecho alarde de esta situación.

Los primeros días de julio de 2007, El Chapo decidió “casarse” a plena luz del día, teniendo a elementos del Ejército Mexicano como guaruras, y a narcos y políticos del PAN y el PRI como invitados. l

No hay comentarios.:

Publicar un comentario