domingo, 30 de marzo de 2014

Vladimir Putin. El hombre mas poderoso del mundo



Político ruso, nacido el 7 de octubre de 1952 en Leningrado (San Petersburgo desde el 1 de octubre de 1991). Se licenció en Derecho en la Universidad de Leningrado, donde fue alumno del que sería alcalde de la ciudad, Anatoli Sobchak. En 1975 Vladímir Putin comenzó su vida profesional en la Dirección de la inteligencia exterior del Comité de Seguridad del Estado (KGB), en la antigua URSS, donde alcanzó el rango de teniente general. Según su currículum, trabajó en Alemania durante la década de los 70, pero también se ha especulado, después de ser nombrado jefe del Servicio Federal de Seguridad (SFS), que pertenecía a los servicios de disidencia interna, el Quinto directorio del KGB.

Vladímir Putin
A su vuelta de Alemania, Putin se instaló de nuevo en Leningrado donde ocupó el cargo de vicerrector adjunto de relaciones internacionales de la Universidad de esta ciudad. Después de la caída del Muro de Berlín y el desmoronamiento de la URSS, Vladímir Putin empezó a ocuparse de temas de política municipal en su ciudad natal, en el periodo en el que era alcalde de Leningrado Anatoli Sobchak, considerado muy liberal y con una enorme popularidad entonces.
En 1990 fue asesor del Presidente del Consejo Municipal de Leningrado. Inmerso en las tareas municipales, Vladímir Putin entró en relación con Anatoli Chubais, "padre" de las privatizaciones y responsable de la economía rusa. Sobchak y Chubais fueron dos personajes muy activos en Rusia desde el colapso de la Unión Soviética, y la introducción de Putin en la política se produjo de la mano de ambos. 

“La anexión de Crimea es un reflejo del sentimiento imperialista de Putin”


Foto cedida por el parlamentario ruso independiente, Ilya Ponomarev.

Ilya Ponomarev fue el único diputado que votó en contra de la anexión de Crimea en la Duma

Madrid
La anexión de la península de Crimea a Rusia tuvo un apoyo de 443 votos en la Duma rusa (Cámara baja), dos abstenciones y tan solo uno en contra, el del diputado independiente Ilya Ponomarev. "La razón principal de mi decisión es evitar una guerra entre dos naciones que son hermanas", explica por teléfono este representante de 38 años. El único motivo de la incorporación de la península, afirma, es que el presidente, Vladímir Putin, tiene un "enorme sentimiento imperialista". Inmediatamente después de la votación, Ponomarev ha sufrido represalias y se enfrenta ahora a un posible proceso para cesarle de sus funciones como miembro en la Duma. "Es ilegal. Estoy muy tranquilo", confiesa.

El tablero energético después de Crimea


RAQUEL MARIN

Reducir la dependencia del gas ruso puede no ser conveniente para Europa, dado el coste potencial y los problemas de seguridad de suministro que, salvo EE UU, plantean las nuevas regiones de aprovisionamiento

La crisis entre Ucrania y Rusia ha reabierto la cuestión del suministro energético y de la dependencia europea del gas ruso. Ante la flagrante conculcación del derecho público internacional, EE UU y la UE han reaccionado con la adopción de sanciones económicas y diplomáticas y la amenaza de que irán in crescendo si Rusia avanza en el territorio ucranio más allá de Crimea. Pero, por ahora, no estamos en una batalla energética.
Cuando nos referimos a Rusia es inevitable hablar de energía. La importancia rusa en el mundo deriva de su peso en el tablero energético mundial; aunque es un país económicamente pequeño —no llega al 2,5% del PIB mundial— es el segundo productor mundial de petróleo y gas, y el principal origen de los aprovisionamientos europeos de estos hidrocarburos. Además, Rusia es el sexto productor de uranio del mundo y cuenta con más de la mitad de la capacidad mundial de enriquecimiento del mismo.

Resurrección atlántica


El presidente Barack Obama (der) conversa este miércoles con el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen. / S. L. (EFE)

La OTAN regresa a los orígenes, cuando un enemigo simétrico daba sentido a su vida

El mensaje de Obama es inequívoco. La OTAN vuelve a tener sentido. El objetivo fundacional de disuadir y repeler cualquier agresión que pudiera llegar del Pacto de Varsovia, la alianza simétrica organizada por Moscú, regresa al frontispicio de la organización. Animada por tales propósitos, consiguió adquirir el prestigio de la alianza militar más exitosa de la historia, puesto que 42 años después de su fundación acabó por vencer a su adversario, desaparecido en 1991, sin un solo disparo.

Sobre la guerra

Hace setenta años la crisis desatada por la brutal anexión de Crimea por Rusia nos habría llevado a una guerra general

Hasta hace setenta años, que no es mucho tiempo, la crisis desatada por la brutal, aunque incruenta, anexión de Crimea por la Rusia de Vladímir Putin nos habría llevado a una guerra general. Y es paradójico que el factor más señalado para que no haya sido así es la existencia de las armas nucleares. Las guerras generales, las que pueden involucrar a las grandes potencias enfrentadas entre sí, ya no pueden tener lugar, porque su desencadenamiento significaría el exterminio de la mayor parte de la población de los países beligerantes. No es pensable una guerra abierta entre Estados Unidos y Rusia.
La guerra entre Estados solo puede producirse cuando se dé la circunstancia de que sus efectos, por muy devastadores que nos parezcan, sean limitados. Y en términos geoestratégicos, el que Siria padezca una confrontación salvaje o que Sudán siga envuelto en una matanza de raíces religiosas no significa demasiado para el mundo.

La autonomía energética de EE UU cambia la alianza con Arabia Saudí

Aunque las prioridades pueden cambiar, los expertos advierten de que Washington no puede dejar de ignorar el peso estratégico de Riad en la región

Washington
Planta de extracción a través de la técnica de fractura hidráulica en California. / D. M.  (AFP)

“Los roles están cambiando. La geopolítica de la energía global está sufriendo una metamorfosis enorme, como han puesto de manifiesto los últimos acontecimientos políticos en la región. Después de todo, Washington ya no depende del petróleo de Oriente Próximo con en años anteriores”. Así describía The Saudi Gazette, hace unos meses, el contexto de la visita del presidente Barack Obama a Arabia Saudí. La liberación del lastre de la sumisión al crudo de la región, gracias a la revolución energética que ha experimentado Estados Unidos de la mano del fracking, ha permitido a la Casa Blanca reestructurar su estrategia y redefinir sus prioridades en una zona que, sin embargo, no puede darse el privilegio de desatender.

El cisma ucranio atraviesa Donetsk


Manifestación a favor de Yanukóvich en febrero en Donetsk. / VASILY FEDOSENKO (REUTERS)

El anhelo de acercarse a Europa y el desafío neoimperial de Putin se enfrentan en la región

Donetsk
La región de Donetsk tiene el tamaño de Sicilia, una población de 4,5 millones de habitantes —el 10% de la de Ucrania— y genera una quinta parte de la producción industrial del país gracias al hierro y el carbón. Su capital, homónima, ronda el millón de personas y es una mezcla de desolación postsoviética, centros comerciales anodinos y la joya de la ciudad, el estadio del Shaktar FC, una corola de cristal y acero que de noche resplandece como una gema multicolor. El dueño del club, el magnate Rinat Ajmetov, es el hombre más rico de Ucrania, con una fortuna de 12.000 millones de dólares en campos tan variados como los medios de comunicación, la metalurgia o la construcción.

“No permitiremos que el diálogo sea un engaño que desmovilice la protesta”


La líder opositora María Corina Machado abraza a la esposa de Leopoldo López. / AP

Entrevista con María Corina Marchado, líder opositora de Venezuela

/
Desde que María Corina Machado (Caracas, 1967) volvió el miércoles a la capital nada es lo mismo. La prisión de su compañero Leopoldo López y la amenaza de encarcelarla ha provocado que todo el país opositor la arrope como nunca. Nacida en una familia acomodada, que el chavismo ubica dentro de sus enemigos de clase, la diputada independiente venezolana se ha ganado la inquina eterna del Ejecutivo por sus posiciones frontales. No habla del Gobierno, sino del régimen, no se refiere al presidente Maduro, sino al señor Maduro. La irreverencia y el arrojo no son una pose, sino una marca de fábrica. No deja a nadie indiferente.

El narcotráfico compra servicios de indígenas panameños en Darién


Los traficantes de drogas ofrecen pagos de hasta 300 dólares diarios en la frontera con Colombia

San José (Costa Rica)
Bandas narcoguerrilleras colombianas despliegan una intensa ofensiva para reclutar a empobrecidos y jóvenes indígenas panameños en la selva del Tapón del Darién, en zonas cercanas a la frontera entre Panamá y Colombia, y seducirlos con atractivas ofertas de trabajos que, con pagos de hasta 300 dólares por día para el presunto transporte de drogas, les llevan a quedar esclavizados al servicio de la delincuencia transnacional organizada.
El reclutamiento es ejecutado “aparentemente” por tropas del Frente 57 de las insurgentes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), denunció, en una entrevista con EL PAÍS, el líder indígena panameño Cándido Mezúa Salazar, cacique general de la comarca de las etnias Emberá y Wounaan, pueblos que comparten un mismo territorio en 41 comunidades en el oriente de Panamá.

Las relaciones desmedidas


Una mujer con la cara pintada de la bandera cubana frente a la embajada de Cuba en Venezuela. / Juan Barreto (AFP)

Todo empezó con 29 agentes que llegaron en 1997 a ayudar a Hugo Chávez

Ahora miles de cubanos trabajan y controlan la Administración pública venezolana

Cuando el doctor Janoi González aterrizó en el aeropuerto internacional Simón Bolívar, de Venezuela se sintió como si no hubiera salido de Cuba. "No había un solo venezolano, la estructura estaba dirigida por cubanos", afirma refiriéndose a una parte de la zona bajo control militar conocida como Rampa 4, de exclusivo uso oficial. El experto en radiodiagnóstico, natural de Pinar del Río, entró al país un mediodía de diciembre de 2012 sin que sus documentos fueran revisados por autoridad venezolana alguna. "No hay chequeo de migración. Unos funcionarios cubanos te dan unas palabras de bienvenida, vivas a Chávez y a la revolución, y te ponen un cuño [sello] en el pasaporte". Ese sello dice: "Válido solo Cuba Venezuela".

Janoi González es uno de los miles de cooperantes enviados por La Habana a Venezuela y, como muchos de ellos, se vio sometido a unas pésimas condiciones de trabajo y a una vigilancia aún más estrecha que la que normalmente sufre en su país natal. "Se cobraba una basura: 1.200 bolívares [entonces 200 euros según el cambio oficial y 50 en el mercado negro]". Carecía de libertad de movimientos y vivía hacinado. Al principio tuvo que compartir con seis personas una habitación de 20 metros cuadrados en un motel de Guanare, la capital agrícola de Venezuela. Luego, en la cercana Acarigua, eran “17 en cinco habitaciones, con un solo baño”, detalla por teléfono desde Estados Unidos, adonde escapó en 2013.
Los cubanos manejan los registros. Conocen qué propiedades tienen los venezolanos y sus transacciones
Si se observa detenidamente el mapa de América, Cuba luce como una pequeña lengua, un jirón de tierra que pareciera flotar a la deriva. Nada más lejos de la realidad. Anclada en una vieja dictadura comunista, la isla ha tenido claro dónde encontrar dólares para mantenerse a flote. En los últimos 15 años, esa lengua de 108.000 kilómetros cuadrados, con una de las economías más atrasadas, ha logrado saciar su apetito en Venezuela, un país nueve veces más grande, tres veces más poblado y con enormes recursos; entre ellos, las mayores reservas de crudo del mundo.
La Habana recibe diariamente de Caracas más de 100.000 barriles de petróleo en condiciones preferentes, que paga con trabajadores de la salud. Además, obtiene inversiones directas, créditos blandos, subsidios y millonarios contratos como intermediario de importaciones venezolanas de alimentos, bienes y equipos a terceros países.
Una médico cubana, cooperante del programa Masión Barrio Adentro, busca la casa de un paciente. / Piet den Blanken
No es todo. En este caso, la lógica de la historia según la cual los países más poderosos suelen influenciar políticamente a sus vecinos más pobres se ha ahogado en el Caribe. Aparte de una ayuda estimada en 8.700 millones de euros anuales, Cuba tiene un poder sin precedentes sobre el Gobierno de la mayor potencia petrolera de Sudamérica. Y otra excepción. No ha sido impuesto. Los cubanos no han tenido que disparar un tiro. Desde finales de los noventa comenzaron a cruzar los 1.450 kilómetros que los separan de Venezuela por invitación del presidente Hugo Chávez, quien puso su seguridad, su salud y mucho más en manos de sus camaradas antillanos.
Miles de cubanos trabajan hoy en la Administración pública venezolana. En la presidencia, ministerios y empresas estatales. Como burócratas, médicos, enfermeras, odontólogos, científicos, maestros, informáticos, analistas, técnicos agrícolas, de electricidad, obreros y cooperantes culturales. También en seguridad, inteligencia e, incluso, en las Fuerzas Armadas.
La mayoría son además milicianos. "Tenemos en Venezuela más de 30.000 cederristas cubanos de los 8,6 millones de miembros que tiene nuestra organización", reveló en 2007 Juan José Rabilero, entonces jefe de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) cubanos, en un acto público en el Estado de Táchira, al oeste de Venezuela. Nada hace pensar que esa cifra haya disminuido. Aproximadamente el 70% de la población cubana forma parte de ese sistema de vigilancia y delación.
Los cubanos manejan el sistema de identificación de los venezolanos, sus cédulas de identidad y pasaportes; sus registros mercantiles y notarías públicas. Saben qué propiedades tienen y qué transacciones hacen. También codirigen sus puertos y tienen presencia en aeropuertos y puntos de control migratorio, donde actúan a sus anchas. La firma cubana Albet, SA, de la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI), que maneja los sistemas del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (SAIME), tiene tanto poder que no permite el acceso de venezolanos al último piso de la sede central del servicio en Caracas. También son cubanos los sistemas informáticos de la presidencia, ministerios, programas sociales, servicios policiales y de la petrolera estatal, PDVSA, mediante la empresa mixta Guardián del Alba.
Según las últimas cifras oficiales, en 2012 había 44.804 cooperantes. El general retirado Rivera cree que son 100.000
La venta de estos servicios, de discutible calidad y cuyas web son de estética castrista, es obra de Ramiro Valdés, segundo vicepresidente del Consejo de Estado cubano, considerado el hombre más cercano a Caracas, después de Fidel y Raúl Castro, y su principal asesor en tácticas de represión política, según algunas fuentes.
Aunque los cubanos suelen relacionarse solo lo estrictamente necesario con la población local debido a que el reglamento disciplinario sanciona las "relaciones desmedidas con nacionales", su presencia se siente. "Se produce la paradoja de que los cubanos dependen económicamente de nosotros y sin embargo tienen una influencia política sobre nosotros muy fuerte", destaca la historiadora Margarita López Maya, quien simpatizó con el proyecto chavista en sus primeros años y se apartó criticando su deriva autoritaria.
Los cubanos saben casi todo de los venezolanos, pero estos desconocen en realidad cuántos cubanos trabajan en el país, cuánto cobran por sus servicios y los términos de los acuerdos de importación de sus servicios, mantenidos por el Gobierno venezolano en secreto.
Según las últimas cifras oficiales, de mediados de 2012, en Venezuela había un total de 44.804 cooperantes en las llamadas misiones sociales: 31.700 en salud (11.000 médicos, 4.931 enfermeros, 2.713 odontólogos, 1.245 optometristas y 11.544 no especificados), 6.225 en deporte, 1.905 en cultura, 735 en actividades agrícolas, 486 en educativas y 54 en atención a discapacitados. Sin embargo, se presume que podrían duplicar esa cantidad. No hay datos oficiales sobre los que trabajan en el sector eléctrico, de la construcción, en informática, en asesoría de seguridad al Gobierno y en otras áreas.
Los médicos cubanos son enviados en carácter de esclavitud moderna”, dice la ONG Solidaridad Sin Fronteras
El general retirado Antonio Rivero, excolaborador de Chávez, asegura que actualmente en el país hay más de 100.000 cubanos, entre ellos 3.700 funcionarios de su servicio de inteligencia, el G2. "Nada más en seguridad y defensa, estimamos que puede haber unas 5.600 personas". Y afirma que hay cubanos en las bases militares más importantes del país. "En la Fuerza Armada hay unos 500 militares activos cubanos que cumplen funciones de asesoría en áreas estratégicas: inteligencia, armamento, comunicaciones e ingeniería militar. También en el área operativa y en el despacho del ministro de la Defensa, que cuenta con un asesor cubano permanente con el grado de general".
Según el oficial, que trabajó como jefe de telecomunicaciones de la presidencia y fue director nacional de Protección Civil, la presencia de La Habana se remonta a 1997, cuando 29 agentes cubanos encubiertos se establecieron en Margarita y en 1998 ayudaron a Chávez en la campaña electoral en tareas de inteligencia, seguridad e informática.
Rivero pidió la baja en 2010 y denunció ante la Fiscalía y la Asamblea Nacional la injerencia de Cuba en las Fuerzas Armadas con documentos, grabaciones y casi un centenar de fotografías. Fue acusado entonces de ultraje al Ejército y de "revelar noticia privada o secreta en grado de continuidad”. Actualmente está en libertad condicional.
Decoración de la oficina de un médico cubano. / AFP
"Los militares cubanos comienzan a llegar después de 2007. Su asesoría incluye un área educativa, de ingeniería militar en construcción de fortificaciones y en la doctrina, donde cambia el concepto de guerra planteado por el de la guerra asimétrica, que implica involucrar a la población civil en un sistema de defensa", explica el general.
Ante sus denuncias, Chávez admitió entonces una cooperación menor con el Ejército. "[Los cubanos] nos han dicho cómo almacenar las brújulas, cómo reparar las radios de los tanques y cómo se debe almacenar la munición".
En 2013, la oposición obtuvo y divulgó una grabación en la que el conductor de un programa de televisión en el principal canal del Estado, Mario Silva, confirmaba la presencia de antillanos en los cuarteles. En ella se le oía: "Ayer tuvimos una reunión de inteligencia con dos camaradas cubanos, dos oficiales cubanos, en Fuerte Tiuna", decía Silva al agente cubano Aramís Palacios. Rivero afirma que por el país han pasado y siguen pasando militares cubanos de alta jerarquía como el general Leonardo Andollo Valdés, segundo jefe del Estado Mayor de Cuba. “Él es el encargado de todo el trabajo militar que hacen los cubanos en el país en seguridad y defensa”, señala. Andollo y otros oficiales del Grupo de Coordinación y Enlace de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba en Venezuela (Gruce) han sido fotografiados en guarniciones militares del país mientras oficiales venezolanos compartían con ellos información estratégica.
"Chávez buscó siempre que nuestra Fuerza Armada Nacional (FAN) se adecuara a la cubana. Era vital para consolidar su proyecto socialista", sostiene Rivero. Un funcionario de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), que no quiso ser identificado, indicó que sus pasos son seguidos de cerca por agentes de La Habana.
Venezuela es el principal socio comercial de la isla, muy por encima de China, Canadá y España. "La economía cubana creció a costa de la venezolana durante la crisis financiera global. Cuba recibe créditos de Venezuela a tasas del 1% cuando, en promedio, Venezuela se endeuda con el resto del mundo a una tasa del 12% anual. Estamos hablando de una economía que obtiene en apoyos un total de unos 8.700 millones de euros al año, 726 millones de euros al mes", señala el economista venezolano Ángel García Banchs.
Las banderas de Cuba y Venezuela en el venezolano balneario de Camurí Chico en 2011. / Harold Escalona (Efe)
Nada más en materia petrolera, agrega, "el subsidio está por el orden de los 3.600 millones de euros anuales, a razón de más de 100.000 barriles diarios".
Se trata de un viejo sueño acariciado por Fidel Castro desde los años sesenta, cuando dio entrenamiento, dinero y hombres a la guerrilla venezolana. Ahora, como antes con la Unión Soviética, Cuba encontró en el único petroestado de Latinoamérica su gallina de los huevos de oro.
A cambio, se desconocen los beneficios económicos que Venezuela obtiene de su alianza con la isla, que paga la factura petrolera con servicios profesionales y técnicos sobrevalorados. Cuba exporta a sus trabajadores a un precio muy superior de lo que les paga, en una exitosa modalidad de explotación laboral y penetración ideológica.
En 2010, Venezuela pagó unos 3.950 millones de euros en servicios profesionales, de acuerdo con un informe del economista cubano Carmelo Mesa-Lago, profesor de la Universidad de Pittsburgh, "un promedio de casi 100.000 euros anuales por profesional, 27 veces el salario promedio de un médico venezolano". Es decir, 8.225 euros mensuales por cooperante.
En 2011, Venezuela pagó aún más: 9.745 euros mensuales por cada cooperante de salud, según se desprende del Acuerdo de Compensación de Deudas suscrito entre la petrolera estatal PDVSA y el Banco Nacional de Cuba. El documento precisó que la factura de la Misión Médica Cubana por los servicios prestados en el último trimestre de ese año sumó más de 925 millones de euros. Pero solo una ínfima parte llega a los bolsillos de los trabajadores enviados por el Gobierno cubano. Según Solidaridad Sin Fronteras, ONG de Miami que en el último año y medio ha asistido a más de 3.000 cooperantes que han huido de este país sudamericano, cada médico recibe alrededor de 180 euros mensuales.
Cuba recibe por cada cooperante que envía más de 8.000 euros al mes. Al trabajador solo le llegan unos 200
Un cooperante de una de las misiones en Caracas, que pide anonimato para evitar represalias, asegura que actualmente el Gobierno venezolano le da un estipendio de 3.000 bolívares al mes (unos 180 euros en la tasa oficial y unos 26 en el mercado negro) y el Gobierno cubano le deposita en una cuenta en la isla 225 pesos cubanos convertibles (CUC), equivalentes a 225 dólares (163 euros). El margen de ganancia para el Gobierno de los Castro en este envío de trabajadores lo convierte en un negocio redondo y es considerado por Mesa Lago como un “subsidio encubierto”. En el caso de los técnicos de salud, a quienes Cuba paga al mes 125 CUC (90 euros), el margen de ganancia es todavía mayor.
"Los médicos cubanos son enviados por el régimen de La Habana a otros países en carácter de esclavitud moderna, son sometidos a muchas horas de trabajo y la paga es prácticamente mísera mientras que la dictadura cubana recibe miles de dólares por cada profesional”, asegura Julio César Alfonso, de la ONG Solidaridad sin fronteras.
Los funcionarios que dirigen a los cooperantes en Venezuela son de alto nivel. El jefe de la Oficina de las Misiones Sociales Cubanas en Venezuela, Víctor Gaute López, ocupa el lugar 16º en el Comité Central del Partido Comunista cubano, integrado por 118 miembros. El embajador cubano en Venezuela, Rogelio Díaz Polanco, es el último de esa lista.
La Habana también vende educación. Según datos oficiales, han formado 14.000 médicos venezolanos y actualmente forman a 19.000 más. Aunque se trata de una relación económicamente desigual, el Gobierno venezolano se comporta como si estuviera en deuda con Cuba. En palabras de Janoi González, "quien paga manda, excepto en Venezuela". Pero el chavismo nunca ha tenido expectativas de obtener beneficios comerciales, sino políticos. Y en ese terreno, hasta ahora los Castro han servido a sus propósitos de mantener un poder hegemónico y bloquear a la oposición.
El propio Chávez admitió en una ocasión que si no hubiera sido por Fidel y su idea de lanzar las primeras misiones sociales, que reflotaron su popularidad, hubiera perdido el plebiscito de 2004 que le mantuvo en el poder.
Los expresidentes Fidel Castro y Hugo Chávez en 2001 en una canoa al este de Venezuela. / Egilda Gómez (AP)
La historiadora López Maya advierte la insólita situación de dependencia. "Sin la ayuda de los Gobiernos venezolanos, posiblemente ya hubiera colapsado la economía cubana, y sin embargo existe una situación de subordinación a políticas cubanas por la experticia que tienen en el socialismo, por la admiración que le profesan y por la desconfianza de este Gobierno a sus profesionales y a sus cuadros preparados para el ejercicio del poder". Ningún otro país había tenido tanto poder en Venezuela desde la época de la colonia. Ni siquiera Estados Unidos, en su momento de mayor injerencia en la región, llegó a tanto a pesar de que tuvo una oficina militar dentro de Fuerte Tiuna hasta 2002.
López Maya recuerda la influencia de las transnacionales petroleras en las primeras décadas del siglo XX y la del sector militar norteamericano en todos los ejércitos de América Latina, incluyendo el de Venezuela, durante la guerra fría. Pero entonces, dice, “había una subordinación económica y ahora con Cuba hay una subordinación en términos del socialismo”.
Por el momento, la dependencia está garantizada. El presidente Nicolás Maduro, fiel admirador de los Castro desde su paso por la Escuela de Formación Política de La Habana a mediados de los ochenta, parece necesitarlos aún más que Chávez para asegurarse el control político de los suyos y de toda la sociedad venezolana. A cualquier precio.

Prohibido tener amigos venezolanos

C.Marcano
"Te quieren sancionar por cualquier cosa. No podemos ir al cine, ni a un mall [centro comercial], ni a la playa. Si una paciente te invita, no puedes aceptar". Lisandra Santos, médico, de 28 años, trabajó entre 2009 y 2013 como especialista en endoscopia para la Misión Médica Cubana en Venezuela. El año pasado pidió refugio en Estados Unidos.
Su elocuencia contrasta con la parquedad de los cubanos en Venezuela, quienes no hablan de su experiencia o lo hacen como si las paredes oyeran. En sus pupilas asoma un destello de temor ante cada pregunta, cada palabra, que pudiera comprometerlos. “No podemos relacionarnos con ustedes [los venezolanos] más que por trabajo. ¿Tú sabes cómo llaman eso, si vas por ejemplo a casa de alguien, si haces amistad? Relaciones desmedidas con nacionales”, cuenta un técnico destacado en un centro de diagnóstico integral (CDI) que pide no revelar su nombre. El hombre, de 36 años, rechaza una invitación a cenar porque también tienen prohibido salir después de las seis de la tarde. "Supuestamente es por la inseguridad, puro control".
El médico Janoi González, refugiado en Estados Unidos desde 2013, asegura que les espían constantemente. "En cada misión hay una persona que se llama jurídico. Todo el mundo sabe que el jurídico es un agente de seguridad del Estado, que controla todo, que acusa, que tiene derecho a revisar tus documentos privados, tu teléfono, todo". Las faltas son sancionadas con penas que van desde amonestaciones y la confiscación de un porcentaje de su exiguo salario en Cuba hasta la expulsión de la misión y el retorno inmediato a la isla, según el reglamento disciplinario.
"En la misión, uno sufre la necesidad. Nos pagaban muy poco. Cuando llegué en 2009 recibía 500 bolívares mensuales (84 euros al cambio oficial) y me fui de la misión en 2013 ganando 1.500 (172 dólares). Comida, transporte, teléfono... teníamos que pagarlo nosotros mismos. Yo gastaba 500 bolívares y no compraba nada", recuerda Lisandra, en entrevista telefónica desde Miami.
Esa mensualidad en moneda local, como explica un técnico que trabaja en el oriente del país, "no es un sueldo, sino un estipendio que no alcanza por el alto coste de la vida, por la inflación" (56% en 2013). Actualmente subió a 3.000 bolívares (menos de 26 euros en el mercado negro, el único en el que podrían cambiar). La asignación es costeada por Venezuela, aparte de lo que paga por persona (más de 9.400 euros mensuales).
En la isla, el Gobierno cubano les deposita un salario mensual —entre 125 y 225 pesos convertibles cubanos (CUC), la misma cantidad en dólares al cambio actual, dependiendo de la especialidad— que solo pueden cobrar a su regreso, de vacaciones o definitivo, “con evaluación satisfactoria”.
Con todo, es más de lo que ganarían en la isla. "La gente vive con mucho miedo de que le quiten la misión porque como es un dinerito… Yo como médico recién graduada ganaba en Cuba 16 dólares, y mi mamá, que también es médico, 25 dólares", refiere Lisandra.
El alojamiento en Venezuela es una verdadera lotería. Muchos viven en lugares de alta peligrosidad, o apretados en espacios pequeños. Lisandra durmió 15 días en una cama improvisada con tablas en una estación de bomberos de Aroa (Yaracuy), hasta que, gracias a una prima, logró un traslado para Caracas, en la principal guarnición militar del país. “Vivíamos cuatro mujeres en un cuartico con dos literas, un baño y una salita. También había casas de 16 personas”.
Si abandonan la misión y piden refugio en EE UU, como han hecho centenares, pierden el dinero depositado en la isla y no pueden volver a Cuba en ocho años.
"Desde 2006, unos 8.000 muchachos han llegado a Estados Unidos, la gran mayoría vienen desde Venezuela. Solamente entre finales de 2012 y 2013 salieron de allá unos 3.000 desertores", asegura Julio César Alfonso, director de la ONG estadounidense Solidaridad Sin Fronteras (SSF).
Ese año, Washington aprobó el programa Cuban Medical Parole, que permite al personal cubano “reclutado” por el Gobierno cubano para trabajar o estudiar en un tercer país solicitar un visado humanitario. Pueden optar médicos, enfermeros, paramédicos, fisioterapeutas, técnicos de laboratorio y entrenadores deportivos.
Quedarse en Venezuela es una opción difícil para los que no obtienen la visa de EE UU o quienes, pese a las restricciones, han entablado noviazgos clandestinos y tienen parejas venezolanas. No solo enfrentan la presión de los Gobiernos cubano y venezolano —hasta hace un mes les era imposible legalizarse—, sino que les cuesta conseguir empleo.
Un técnico casado con una venezolana relata las represalias que sufren quienes abandonan la misión. “El Gobierno cubano, además de robarnos el dinero que tenemos en el banco, ganado con sacrificio, encima nos prohíbe entrar a territorio cubano sin importarles si un familiar enferma o se muere”. Además, agrega, “no podemos ejercer nuestras profesiones porque no hemos revalidado el título”.
Lisandra, aunque también se enamoró de un venezolano, huyó a EE UU. Como la mayoría, se fue por la frontera con Colombia, ante el temor de ser detenida en el aeropuerto. "Si descubren algo, te montan en un avión y te mandan para Cuba". Ya en Bogotá, las autoridades migratorias la deportaron a EE UU. En Caracas temía por su vida. “En Venezuela me sentí casi peor que en Cuba, porque para mí es un régimen muy similar, pero con inseguridad. Me atracaron con pistola en la calle, en el metro… ¿se imagina? ¿Un sistema represor con inseguridad?”, pregunta Lisandra.
Cristina Marcano es periodista venezolana, autora junto a Alberto Barrera de la biografía Hugo Chávez sin uniforme: una historia personal.

sábado, 29 de marzo de 2014

¡TUBAZO! ABC: Gabinete de Maduro involucrado en tráfico de drogas del FMLN

Estados Unidos. Según queda ahora al descubierto, cuando ocupaba el puesto de canciller venezolano, Nicolás Maduro medió para que el FMLN mejorara su acceso al tráfico de drogas. Un correo electrónico interceptado por personal de inteligencia extranjera muestra los trámites seguidos entre el despacho de Maduro y el de José Luis Merino, hombre fuerte del FMLN, para el viaje de un capo de la droga a la frontera de Venezuela con Colombia.
Nicolas Maduro
Nicolás Maduro (i) junto a los líderes del FMLN, Salvador Sánchez Cerén (centro) y José Luis Merino
El correo

Leopoldo López entrevista exclusiva, desde la cárcel de Ramo Verde y J...

Chile: Neutralidad ideológica y educación


Chile: Neutralidad ideológica y educación


1 nicolaseyzaguirre
En televisión nacional el ministro de educación de Bachelet ha declarado: “Voy a decir con toda claridad: las universidades estatales son aquellas que representan el lugar donde se construye la cultura, donde se construye el futuro, donde se construye el pensamiento, en el que el mandante es el conjunto del país. Por tanto nosotros privilegiamos las universidades estatales en materia del portafolio de investigación país, como el lugar más natural donde aquello se verifique.”[1]
Las declaraciones del ministro expresan un objetivo político y no una realidad, ya que en Chile ―al igual que en otros países del mundo― la cultura, el pensamiento y la investigación que se desarrolla en el ámbito universitario se logra (bien o mal) sin distinción de la naturaleza y orientación de la institución. Hablar de “construir el futuro” y de “investigación país” son expresiones ideológicas típicas del denominado progresismo, que bajo una aparente neutralidad esconden un prejuicio: la superioridad del proyecto estatal para servir las necesidades colectivas de un mandante anónimo, que es “el conjunto del país”.

La puerta por la que EE.UU. expulsa a los mexicanos indocumentados


Oficial de migración de EE.UU. con deportados en la valla
Es una puerta: tiene el dintel a unos dos metros de altura y el ancho suficiente para dejar pasar a una persona por vez. Como una puerta en una casa cualquiera, que separa la habitación de la sala, aunque ésta se use como vía de salida de Estados Unidos a México.
Por ella son deportados los mexicanos sin papeles una vez que son arrestados por las autoridades estadounidenses: en 2013, fueron 322.600.
Una puerta de hierro fundido, con las costuras mal terminadas y un enorme candado con cadena, oxidada por el viento y la sal del océano Pacífico que se encuentra a apenas unos kilómetros. Pequeña, ridículamente pequeña en comparación con el muro fronterizo que la contiene, que se extiende hasta donde se pierde la vista.
clic Vea el video: Una puerta en la frontera para ingresar al infierno
La llaman El Chaparral, o Módulo Whisky-3 en la jerga alfanumérica de las fuerzas de seguridad, y queda cerca de la esquina oeste de la frontera binacional, donde la ciudad californiana de San Diego se encuentra con Tijuana.
Es el último pedazo de suelo estadounidense que verán los deportados mexicanos, los únicos latinoamericanos que -al compartir un borde físico con el país del norte- son expulsados a pie.
Puerta de repatriación en Tijuana

II

Lo que más temor le da a Manuel Fonseca es abrir el buzón de su casa por la mañana.
"Mi vida depende de la carta", dice. Se refriega las manos y respira, muy hondo. "¿Qué hago yo si llega la carta?"

¿Con qué aliados cuenta Rusia?

Vladimir Putin (foto de archivo)
Rusia fue excluida del G8.
"El presidente ruso Vladimir Putin hizo historia hoy al programar la primera cumbre del flamante grupo de naciones llamado G1", bromeaba este lunes el columnista satírico de la revista The New Yorker Andy Borowitz.
Según el imaginado escenario de Borowitz, tras el anuncio -real- del resto de las naciones del G8 (EE.UU., Alemania, Canadá, Francia, Japón, Italia y Reino Unido) que no participarán de la próxima reunión del grupo en Sochi y que decidieron excluir a Rusia, Putin decidió formar su propio club internacional, con un solo miembro: Rusia.
Más allá de la broma, las tensiones crecientes entre Moscú y la comunidad internacional acerca de la anexión de Crimea por parte de Rusia, dejan abierta la pregunta de con quién puede contar el Kremlin.
¿Qué países realmente apoyan la campaña rusa en Crimea?

Siria y Venezuela

Dos. Ese es el número de países que han exhibido una postura absolutamente favorable a Rusia.
Por un lado, Siria. El 6 de marzo, la agencia estatal de noticias siria SANA informó que el presidente Bashar al Asad le envió un mensaje a Vladimir Putin expresando su solidaridad.
Bashar al Assad
El presidente sirio ofreció su respaldo a Rusia.
Reiteró el "respaldo de Siria al enfoque racional de Putin, que favorece la paz y busca establecer un sistema global que apoye la estabilidad y combata el extremismo y el terrorismo", según la agencia.
Rusia tiene en Tartus, Siria, su único puerto militar en el mar Mediterráneo, un enclave estratégico.

Vladimir Putin y la reconstrucción de la Rusia "soviética"


Putin
El mundo se estremeció cuando Rusia se anexionó Crimea. Pero, ¿por qué tanta sorpresa? El escritor y periodista Oliver Bullough sostiene que el presidente Vladimir Putin nunca ocultó su intención de recuperar el poder ruso. Lo que aun queda por verse, dice, es cuánto más puede sostenerse este ascenso.

El 16 de agosto de 1999, los miembros del Parlamento de Rusia -la Duma Estatal- se reunieron para aprobar la candidatura de un primer ministro. Escucharon el discurso del candidato, le hicieron unas preguntas y debidamente lo confirmaron en el cargo.
Era la sexta persona en ocupar el puesto en los 16 meses de la presidencia de Boris Yeltsin y un alto miembro del partido se confundió con el nombre. Expresó que apoyaría la candidatura del Stepashin -el apellido del recién destituido primer ministro- en lugar de su desconocido remplazo, antes de rectificar el embarazoso error.
Si los altos diputados de la Duma ni siquiera podían recordar el nombre del nuevo primer ministro, tampoco se podía esperar que el resto del mundo prestara mucha atención a su discurso. Era poco probable que fuera líder del gobierno ruso por más de unos meses así que, ¿para qué tomarse la molestia?

De desconocido ...

Ese individuo era un exagente de la agencia de inteligencia KGB, Vladimir Putin, y ha estado a cargo del país más extenso del mundo, como presidente o primer ministro, desde entonces.
Vladimir Putin
Putin era poco conocido cuando llegó a primer ministro.
Pocos se dieron cuenta en ese momento, porque pocos estaban escuchando, pero ese discurso esbozaba el esquema de casi todo lo que ha hecho, de cómo reformularía un país que estaba al borde de un colapso catastrófico.
Hacía apenas 364 días que Rusia había entrado en cesación de pagos de su deuda. Los salarios de empleados del sector público y las pensiones se pagaban, con suerte, con meses de atraso. La infraestructura básica se desmoronaba. Los bienes más preciados de la nación estaban en manos de un manojo de "oligarcas" bien conectados que manejaban el país como un feudo privado.
El otrora poderoso ejército ruso había perdido la guerra en Chechenia, un lugar con menos habitantes que el número de soldados rusos.
Ademas, tres antiguos aliados del Pacto de Varsovia se habían afiliado a la OTAN, llevando la alianza de Occidente hasta las fronteras de Rusia.

Slim acusa a México de favorecer a Televisa con la ley de telecomunicaciones

El regulador de la industria en el país comienza una investigación por prácticas monopólicas en el sector

México  
América Móvil, la compañía de telecomunicaciones del empresario mexicano Carlos Slim, ha acusado al Gobierno del presidente mexicano Enrique Peña Nieto de favorecer a otras empresas del sector con la propuesta de leyes secundarias de telecomunicación presentada esta semana ante el Senado mexicano. En un comunicado, publicado en los principales periódicos del país, la compañía ha pedido al Congreso que revise la iniciativa para propiciar la competencia en el sector de las telecomunicaciones, como se había planteado en la reforma constitucional de junio de 2013.

Deshielo de doble dirección entre Washington y La Habana


Un trabajador del contingente Lenin supervisa gruas en Varadero / JOSÉ GOITIA

Cerca de 70.000 emprendedores cubanos reciben clases de economía de mercado y administración de empresas

La Habana
El partido comunista es hegemónico en Cuba hace 55 años, y nada sugiere que no vaya a seguir siéndolo. El Estado todavía controla la economía, pero algo sustantivo está ocurriendo en la isla como para que EE UU haya atemperado su beligerancia contra el castrismo, la UE decidiera aparcar la posición común de 1996, que condiciona las relaciones a la promoción de la democracia y al respeto de los derechos humanos, y haya desaparecido del malecón habanero la vieja consigna miliciana: “Señores imperialistas, no les tenemos ningún miedo”. Lo que está ocurriendo en Cuba es que, por primera vez, y pese al inmovilismo político, convergen liberalizaciones socioeconómicas y un pragmatismo impensables hace ocho años.

Cuba promete proteger a sus inversores frente a Estados Unidos


Raúl Castro asiste a la sesión extraordinaria del parlamento / EFE

La Asamblea Nacional aprueba por unanimidad la nueva Ley de Inversión Extranjera que actualiza sus reformas económicas

La Habana
Sin precisar cómo lo hará, la ley de inversiones extranjeras que ha aprobado este sábado por unanimidad la Asamblea Nacional del Popular (parlamento cubano, unicameral) para captar capital, tecnologías y mercados promete protegerlas contra las sanciones establecidas en las leyes de extraterritorialidad, vigentes en Estados Unidos desde los años 1992 y 1996. El objetivo de esa legislación, prorrogada por Barack Obama en 2013, es disuadir a las empresas internacionales interesadas en invertir en un país enfrentado con Washington poco después del triunfo de la revolución de 1959, cuando Fidel Castro confiscó las propiedades de grandes compañías estadounidenses y estableció un régimen marxista a un tiro de piedra de las costas de Florida.

“El gran riesgo es que Peña termine siendo el presidente de los poderes fácticos”


Jesús Zambrano, presidente del PRD / PRADIP PHANSE

Jesús Zambrano, líder del PRD (izquierda), explica la tensión política que se vive después de la ruptura del Pacto por México

México
El fin de semana pasado el partido de la Revolución Democrática (PRD, izquierda) decidió ampliar por unanimidad el mandato de Jesús Zambrano como su líder nacional por unos meses más. El lunes, con eso bajo el brazo, y de la mano de Cecilia Romero, presidenta en funciones del partido Acción Nacional (PAN, derechas), hizo un pronunciamiento para rechazar el contenido de las leyes secundarias en telecomunicaciones que el presidente Enrique Peña Nieto había mandado al Senado unas horas antes para complementar la reforma a esa industria. Las normas propuestas han sido duramente criticadas por analistas, empresarios del sector y políticos. También han cosechado apoyos. Para sus detractores, se trata de una contrarreforma a lo logrado en el sector en 2013 dentro del Pacto Por México.

Fernández comienza a pagar su fiesta


La presidenta Cristina Fernández en un acto oficial / Presidencia de Argentina (EFE )

El Gobierno de Argentina acomete las políticas antipopulistas que le venía reclamando la oposición

Buenos Aires
Hay una frase en Argentina que resume décadas de frustraciones y engaños: “¿Quién pagará esta fiesta?” La preguntan quienes conocieron la década liberal de Carlos Menem (1989-1999) -cuando el Gobierno instaló la ilusión de que un peso argentino valía lo mismo que un dólar- y se despertaron una mañana con todos sus ahorros confiscados en el banco. La plantean ahora quienes no creen que un país pueda soportar mucho tiempo una inflación del 32% -la segunda más alta de América después de Venezuela- y unos salarios que cada año se negocian por encima de la inflación. La preguntan también quienes no creen que el agua, el gas y la electricidad puedan seguir subvencionándose año tras año y pagándose a precios de risa.

Putin llama a Obama para buscar una “solución diplomática” a la crisis ucrania


El presidente ruso, Vladimir Putin. / Alexei Nikolsky (AP)

El presidente estadounidense pide al ruso que ponga sus propuestas por escrito y le recuerda que cualquier salida pasa por la retirada de las tropas

Washington
El presidente ruso, Vladimir Putin, ha llamado este viernes a su homólogo estadounidense, Barack Obama, para discutir la propuesta para una solución diplomática de la crisis ucrania que éste último le hiciera llegar, a través de su secretario de Estado, antes de la celebración del referéndum secesionista de Crimea. De acuerdo con el comunicado de la Casa Blanca, el mandatario norteamericano le ha pedido a Putin que le plantee sus puntos de vista por escrito y le ha recordado que cualquier vía pacífica pasa por la retirada de las tropas rusas del territorio de Ucrania y el cese de nuevas incursiones.

El chavismo cede y acepta renovar a los integrantes de los poderes públicos

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, en una reunión con estudiantes / Santi Donaire (EFE)

El anuncio luce como el primer logro concreto de las protestas de la oposición venezolana

Caracas
El jueves, casi al final de una alocución transmitida a todo el país, el presidente Nicolás Maduro comentó que había conversado con su número dos Diosdado Cabello, máxima autoridad del Poder Legislativo. No tendría nada raro el intercambio entre los hombres más poderosos de Venezuela a no ser por la solemnidad que Maduro le confirió a un acto de rutina. “Diosdado me llamó por teléfono y me notificó oficialmente que la Asamblea Nacional iniciaría de inmediato la designación de los nuevos magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), así como los nuevos rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE) y el Contralor General de la República”, contó el gobernante.

EL PAIS DE LAS MEDIAS TINTAS



REFLEXIONES LIBERTARIAS
EL PAIS DE LAS MEDIAS TINTAS
Ricardo Valenzuela
Hace unos días la prestigiada revista británica, El Economista, publicó una entrevista con nuestro flamante Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, en la cual, entre otras cosas, hace una importante revelación. Afirma él que, para lograr su doctorado en economía, tomó la decisión de acudir al Masachuset Institute of Technology (MIT) y no a el otr0 prestigiado centro de estudios económicos, The University of Chicago, porque piensa que los mercados no son perfectos. Cabe señalar que en esa época, la universidad de Chicago era el cuartel general del legendario Milton Friedman y sus monetarista, que le daban vida a la famosa escuela de Chicago.
La afirmación asoma cierta rivalidad y, sobre todo, parece asumir la superioridad de la escuela económica del MIT frente a la de Chicago. De forma subliminal, Videgaray afirma que los últimos Secretarios de Hacienda, Francisco Gil Diaz y Agustin Carstens (200-2009) fueron hombres emanados de la Universidad de Chicago, en donde obtuvieron sus doctorados, y la economía mexicana en ese periodo tuvo crecimientos muy raquíticos. Yo en lo personal pienso que, dadas las circunstancias y los presidentes a quien sirvieron, Gil Diaz y Carstens han sido dos de los mejores Secretarios de Hacienda de nuestra historia.

viernes, 28 de marzo de 2014

Malvinas no es una simple anécdota histórica (Segunda Parte)

Malvinas no es una simple anécdota histórica (Segunda Parte)

Malvinas no es una simple anécdota histórica (Segunda Parte)

En mérito a la brevedad, cabe decir que las Malvinas están en la Plataforma Continental Argentina, a menos de trescientos cincuenta kilómetros del punto más cercano del territorio continental argentino; mientras que se sitúan a catorce mil kilómetros de Gran Bretaña.

Su usurpación y continuada ocupación es otro de los tantos actos de piratería que el vetusto imperio realizó en su existencia. Un poco más alejados pero claramente en jurisdicción del Mar Argentino o de sus adyacencias, están los otros dos archipiélagos en disputa. Claramente sus usurpaciones forman parte de las evidentes amenazas estratégicas a Sudamérica, de la OTAN, del Commonwealth y de la entente explícita EEUU-Gran Bretaña, aliados en los procesos de neocolonialismo del siglo XXI.
Quede en claro que no se trata de ningún prejuicio ni menos aún odio, al pueblo británico, el cual merece respeto, como cualquier otro grupo humano, en un contexto de pensamiento fuera de toda connotación racista o discriminativa.

Malvinas no es una simple anécdota histórica

Malvinas no es una simple anécdota histórica

Malvinas no es una simple anécdota histórica

Más allá de los avatares históricos previos a la independencia argentina (1810 – 1816), en los que el Archipiélago de Malvinas fue reclamado por franceses, ingleses y españoles, resulta irrefutable que ese territorio isleño fue recibido en heredad por Argentina, al independizarnos de España, y como tal fue poblado, existiendo un Gobernador Argentino, al momento de la violenta usurpación consumada por Gran Bretaña en 1833.

Poniendo las cosas en su contexto, la recuperación inmediata no fue posible, pues nuestra escasa flota de guerra de esos años, estaba reducida a su mínima expresión, inducida por el endeudamiento irracional que agentes británicos (algunos de nacionalidad argentina) nos hicieron asumir con la Banca Baring Brothers en 1824. Vale acotar que el endeudamiento financiero a niveles impagables, con deudas innecesarias y plagadas de leoninas comisiones a intermediarios y otros gastos injustificables, fue la herramienta de sometimiento al imperio británico de prácticamente todas las nuevas naciones hispanoamericanas recién independizadas.

América Latina apoya a Rusia en la cuestión de Crimea

América Latina apoya a Rusia en la cuestión de Crimea

América Latina apoya a Rusia en la cuestión de Crimea

Bolivia, Cuba, Nicaragua y Venezuela están entre los once países que votaron en contra de la resolución de la Asamblea General de la ONU que declara inválido el referéndum de Crimea, a través del cual esa península se reunificó con Rusia.

De las ciento noventa y tres naciones que forman parte de este organismo internacional, cien se pronunciaron a favor del documento, que no es de cumplimiento obligatorio, mientras que cincuenta y ocho se abstuvieron, entre ellos Argentina, Brasil, Ecuador, El Salvador, Paraguay y Urugruay. 

El Estado, invalidado – cuatro argumentos contra los gobiernos

Autor:

Siempre que surge el tema de la disolución del Estado hay dos objeciones que aparecen constantemente. La primera es que una sociedad libre solo sería posible si la gente fuera perfectamente bondadosa o racional. En otras palabras, los ciudadanos necesitan un Estado centralizado porque en el mundo hay gente que es mala.
El primer y más obvio problema que tiene esta posición es que, si hay gente mala en la sociedad, también la habrá dentro del Estado – donde serán más peligrosos. Los ciudadanos pueden protegerse contra individuos malos, pero no tienen nada que hacer contra un Estado agresivo y armado hasta los dientes con policía y ejército. De ahí que el argumento que dice “necesitamos al Estado porque hay gente mala en el mundo” es falso. Lo correcto sería decir que el Estado debería ser desmantelado precisamente porque hay gente mala en el mundo, pues si no estos se verán inevitablemente atraídos por su poder como instrumento para lograr sus malvados fines – y a diferencia de los gamberros privados, la gente mala en posición de gobierno tiene a la policía y al ejército a su disposición para imponer sus caprichos sobre una población indefensa (¡y normalmente desarmada!).
Lógicamente hay solo cuatro posibilidades de representar la mezcla de gente buena y mala en el mundo:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario